comscore
MENÚ
Diariomotor
Mazda

2 MIN

El sucesor del Mazda RX-8 llegará en 2017: listo para celebrar los 50 años del Mazda Cosmo Sport

Ya son varias fuentes las que apuestan por la llegada del sucesor del RX-8 en 2017.

Hemos hablado bastante del regreso del motor rotativo a las filas de Mazda. De la llegada de un sucesor del Mazda RX-7 y del RX-8. Ahora, desde Auto Express, se vuelve a señalar a que la llegada de este sucesor del Mazda RX-8 estaría programada para 2017, coincidiendo así con el 50 aniversario del Mazda Cosmo Sport, encargado de empezar la tradición de coches deportivos de motor rotativo en Mazda.

Los ingenieros de Mazda estarían intentando mantener la configuración atmosférica para el motor rotativo

De acuerdo con con la publicación británica los ingenieros de Mazda estarían trabajando para desarrollar un motor rotativo capaz de superar los actuales estándares de consumo sin recurrir para ello a la sobrealimentación de un turbo.

La nueva filosofía SkyActiv de la marca sería clave en este proceso de desarrollo sin turbos de por medio, buscando reducir notablemente el peso al tiempo que se suman soluciones como la alta relación de compresión del motor, algo que ya hemos visto en el Mazda3 y en el Mazda6.

Frente a esta línea de rumores se ha hablado en otras ocasiones del sucesor del RX-8 con una filosofía próxima a la del BMW i8, algo que parece mucho menos probable

Este nuevo motor llegaría con una potencia de 300 caballos entregados al eje trasero montado sobre una evolución de la nueva plataforma empleada en el próximo Mazda MX-5, que recordemos estará también presente en el grupo FIAT, ya sea como Alfa Romeo Spider, como regreso del Fiat Barchetta…

Además se apunta a que se optaría por un diseño coupé tradicional en lugar del formato del RX-8, que contaba con una pequeña puerta trasera para acceder a las plazas posteriores con una apertura de tipo suicida.

Anteriormente, otras fuentes, ya habían señalado a un regreso en 2017 con un rotativo atmosférico, descartándose también los sistemas híbridos y quedando con un peso final que rondaría los 1.200 – 1.300 kg. Ya son varias fuentes las que apuestan por este regreso apuntando a la misma configuración… esperemos que estén en lo cierto.

Fuente: Auto Express En Diariomotor: Mazda RX-7: larga vida al Wankel