comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Maserati

3 MIN

Maserati Ghibli Ermenegildo Zegna Edition: ¿era realmente necesario?

Maserati_Ghibli_Ermenegildo_Zegna_000
Un coche para millonarios de medio oriente con el dinero por castigo, cuya egolatría no quepa en las versiones estándar

Maserati presenta en París la edición especial del Ghibli S Q4 desarrollada en colaboración con Ermenegildo Zegna, como lo hicieran ya con el Quattroporte hace ahora un año. La fórmula se basa en una pintura que cambia de color según el ángulo de luz, llantas exclusivas de 20” y acabados de otro planeta.

De momento no se trata de una versión de producción, sino de un concept car, pero las probabilidades de que el Ghibli Ermenegildo Zegna llegue al mercado son elevadas, teniendo en cuenta el éxito de su predecesor, el Quattroporte, de idéntica denominación y sólo 100 exclusivas unidades producidas y vendidas.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Comenzando por el exterior, el nuevo Maserati se caracteriza por una exclusiva pintura denominada Azzurro Astro. A partir de un acabado tricapa, es capaz de reflejar un color azul intenso en el punto de incidencia de la luz, que se apaga gradualmente hasta llegar al gris ceniza en los puntos de sombra.

Finísimos tejidos y materiales naturales bordados a mano por doquier

Continuando con las llantas exclusivas de 20”, cuentan con el acabado denominado Liquid Metal y un color exclusivo para este concept.

Interiormente, el Ghibli cuenta con un interior bi-cromático y bi-material. Se utilizan en su acabado la piel en color cuero denominado “Poltrona Frau” combinado con un tejido de seda pura Ermenegildo Zegna micro-chevron. Incluso las puertas y el techo van rematados en seda. Finísimos tejidos y materiales naturales bordados a mano por doquier.

Para completar el acabado interior, diversos paneles han sido modelados en fibra de carbono y aluminio, hasta no dejar una sola superficie similar a ninguno de sus hermanos de gama. Las placas de Ermenegildo Zegna “Exclusively for Maserati” terminan de recordarnos que estamos ante una versión exclusiva de un modelo exclusivo.

En lo que respecta a motorización, un V6 Twin-Turbo de 410 CV se encargará de poner en movimiento, con tracción integral “Q4”, cuya combinación catapulta al Ghibli de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanzar los 284 km/h de velocidad máxima. Las limitaciones electrónicas se las dejamos a los alemanes.

Lo más increíble del coche es que, si llega a producción con un puñado de unidades, podemos apostar a que se venderán sin problema. Por lo que a mí respecta, el mundo seguirá girando igualmente si Maserati se ahorra este ejercicio de ostentación sin ningún sentido automovilístico.

Fuente: Maserati En Diariomotor: Prueba Maserati Ghibli S: el poder del tridente