Coches descapotables: ¿Una especie en peligro de extinción?

 |  @ClaveroD  | 

No queremos ser alarmistas, pero las firmas especialistas en la fabricación y diseño de los sistemas que dan vida a los descapotables, han vuelto a dar un aviso sobre la profunda crisis que asola el sector. Los fabricantes automovilísticos están apostando por introducir importantes cambios en sus gamas, cambios que especialmente buscan la tendencia SUV o Crossover. De entre los muchos diseños afectados por esta tendencia, los descapotables se han convertido en uno más, un daño colateral del cambio de rumbo que ha llevado al sector de los descapotables a firmar una caída del 46% de 2007 a 2013. Ahí es nada.

Un futuro muy nublado para los descapotables

La fiebre SUV y la proliferación de los techos panorámicos está poniendo contra las cuerdas las carrocerías descapotables

Afrontando la recta final de 2014, las cifras siguen siendo igual de pesimistas con una cuota del total del mercado europeo del 3,3% en 2013 con respecto al 5,4% de 2007. Los descapotables nunca han sido una prioridad en los planes de introducción de una gama, hablamos de modelos pasionales que se nutren del diseño. Aún así, en EE.UU. y Europa siempre han mirado con muy buenos ojos a estas variantes, especialmente en las firmas premium, alcanzando un importante número de variantes y disponibles en diferentes segmentos.

La industria especializada en la fabricación de techos retráctiles, ya sean metálicos o de lona, se reparte entre tres grandes firmas: Webasto con el 49%, Magna CTS con el 34% y Valmet con el 15%. Existe un 2% restante bastante repartido, pero que a efectos prácticos no sufre de forma tan directa la crisis del sector.

La drástica caída de ventas en carrocerías descapotables ha obligado al cierre de factorías y a la reestructuración de estos tres fabricantes principales, movimientos que aún siguen reflejando que el mercado está sobredimensionado en cuanto a constructores dada la demanda actual. Si todo sigue como hasta la fecha, la finlandesa Valmet es quien tiene todas las papeletas para echar el cierre, y eso que tras la adquisición de Karmann ya realizó importantes ajustes.

Para Webasto, Magna CTS y Valmet, la solución pasa por abrir sus actividades a nuevos desafíos, pero hablamos de un proceso complejo y costoso que nadie quiere afrontar sin garantías. Podemos decir que en tanto a los sistemas de apertura y cierre de capotas está todo prácticamente inventado, se puede mejorar lo conocido, pero no hay planes de descubrir una gran revolución que simplifique diseños o suponga importantes ahorro en costes.

O mucho me equivoco, o la oferta de descapotables seguirá bajando en beneficio de otras carrocerías. Por otro lado, el auge de los techos de lona seguirá creciendo en detrimento de los techos duros. Los mejores materiales empleados en la actualidad y el grado de fiabilidad y calidad alcanzado en estos techos están desplazando a los techos “duros”, brindando a las marcas soluciones menos costosas y complejas para descapotar sus modelos.

Fuente: AutomotiveNews
En Diariomotor: ¿Sabías que España fabrica el doble de coches de los que consume? | Así es la industria británica de los “pequeños” fabricantes: 5 claves sobre Morgan, Caterham y compañía

Lee a continuación: Hay Plan PIVE para rato: las ayudas se prorrogan en 2015 para cubrir hasta 175.000 operaciones

  • maaden

    En una Europa en inminente recesión económica, nadie va a darse el capricho de un descapotable. Yo siempre los he visto como “segundos coches” en una familia, y ahora mismo creo que es mas que nunca imprescindible aplicar el razonamiento lógico y emplear el dinero en un primer coche, digamos que “normal”

  • che

    Pero Karmann no la compró VAG y es donde fabrican el Golf? Qué tiene que ver Valmet en esto?

    Lo que realmente pasa es que ls coupé-cabrio ya no están de moda, lo están los SUV, y no tiene que ver con la recesión económica. Un SUV es más caro, pesado, consume más y tiene un mantenimiento más alto que un berlina o familiar, sin destacar especialmente en espacio o maletero y ahí están, vendiéndose a tope!

  • EL MAS INCOGNITO

    EL MAYOR problema de los descapotables es que cuando toca revenderlos es mas complicado aparte de lo que se debaluan en segunda mano . pierden terreno porque en los descapotables generalista no hay innovacion solo los mismos modelos normales pero a techo abierto en el 80% de las casos.

  • golfragoneta

    Yo tengo de desde hace dos años un descapotable, Mazda MX5 y supongo que cuando tenga que cambiar, volveré a cometer la locura de comprar otro similar, la ilusión con la que me siento al volante no tiene precio.