Así es la industria británica de los “pequeños” fabricantes: 5 claves sobre Morgan, Caterham y compañía

Analizamos en 5 claves la industria británica automotriz de bajo volumen. Caterham, Morgan, Ariel... ¿qué cifras de trabajo o producción mueven estas firmas?
 |  @HerraizM  | 

Nos adentramos, a través de 5 claves, en los detalles de la producción de firmas como Caterham

Jaguar – Land Rover afrontan una de sus etapas más dulces. Un completo catálogo cargado de novedades, un buen caudal de dinero, nuevas inversiones, nuevas tecnologías… pero, ¿qué pasa con las “pequeñas” firmas británicas?

La pérfida Albión es toda una eminencia cuando se trata de hablar de firmas de coches de bajo volumen, de reinterpretaciones clásicas de nueva construcción, de kitcars, de pequeños deportivos de artesanal fabricación o máquinas de hacer sonrisas de chasis multitubular. Morgan y Caterham son el mayor exponente, aunque por supuesto no los únicos.

¿Quieres conocer como es la industria, en cifras, de estos “pequeños” fabricantes? Acompáñanos y conoce en 5 claves a estos fabricantes de coches de bajo volumen desde el punto de vista más industrial.

Se producen 64 coches de bajo volumen al día

Por supuesto no podemos comparar la los volúmenes de producción de la industrial convencional con la de estos fabricantes de bajo volumen, sino, obviamente, no serían de bajo volumen. El mayor encanto de estas firmas reside precisamente en esas pequeñas tiradas construidas a mano, con el calor humano dando forma a sus estructuras, ensamblando mecánicas y rematando acabados del habitáculo.

De acuerdo con el SMMT, la “Society of Motor Manufactures and Trades”, o lo que es lo mismo una unión de nuestras ANFAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones) y FACONAUTO (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción), estas firmas con producción de bajo volumen alcanzan una producción diaria de 64 unidades, alzándose por encima de las 23.000 unidades al año.

Al día, la industria automotriz británica, contando todas las marcas, tanto de bajo volumen como convencionales, producen un total de 4.136 coches.

La mayor parte de su producción sale de Gran Bretaña

Pero, ¿qué pasa con esas más de 23.000 unidades anuales?¿el mercado británico, y su gran particularidad, es capaz de absorber semejante producción? Ni mucho menos.

Un 70% de la producción de estas firmas va a parar fuera de las fronteras de Reino Unido. Estas firmas, tal y como ocurre con el resto de marcas de automóviles, han encontrado en China un importante filón económico.

Hay más de 100 constructores de bajo volumen en Reino Unido

El protagonismo de esta industria queda repartido entre algo más de 100 fabricantes. Por supuesto hay figuras de mayor relevancia internacional, como Caterham o Morgan y otras firmas más pequeñas, donde no faltan aquellas dispuestas a reinterpretar a clásicos como David Brown Automotive y su visión moderna del Aston Martin DB5, multitud de versiones de fabricación moderna del Jaguar E-Type, como Lyonheart o Eagle o dispuestas a llevar a las calles radicales soluciones como Zenos y su Zenos E10 S.

Esta industria da trabajo a más de 10.000 empleados

Esta industria tiene un enorme potencia humano con trabajadores convertidos prácticamente en artesanos, a fin de cuentas no hay robots tras la producción de estos coches. En total esas más de 100 empresas dan trabajo a un total de 10.000 trabajadores. Nos encontramos por ejemplo con Caterham empleando a 134 trabajadores o Morgan, con 180 trabajadores, también con otra ilustre como Ariel Motor Company, encargada del Ariel Atom, con 19 trabajadores.

Un encanto incalculable

Dejemos ahora las cifras al margen. Si de algo sabe esta industria de bajo volumen, estos pequeños fabricantes de enorme carácter, es de dejarnos con auténticas joyas de 4 (o incluso 3) ruedas. No se dedican al gran público, son los indies de esta industria global y eso permite crear maravillas como el Ariel Atom, el Caterham Seven o el Morgan 3 Wheeler.

Coches por y par disfrutar al volante, de sensaciones que además van más allá de su dinámica y nos hacen babear con diseños imposibles, como los del Bac Mono y clásicos, dando vida tanto a modelos propios como reviviendo grandes leyendas. Son coches, al menos en su mayoría, que no sólo son capaces de movernos físicamente… también remueven algo por dentro.

Al volante del Caterham Seven y el Morgan 3 Wheeler

Pongamos un broche final a estas claves sobre la industria automotriz británica de bajo volumen con un par de casos empíricos: nuestras pruebas del Caterham Seven y Morgan 3 Wheeler.

Fuente: SMMT
En Diariomotor: Zenos E10 S: listo para medirse a KTM y CaterhamRenault compra a Caterham su participación en el proyecto Alpine – Caterham

Lee a continuación: Mercedes-Benz reorganiza e invierte en sus factorías en base a plataformas y no a modelos

  • AB

    En realidad esa es la historia de los míticos coches ingleses: pequeños volúmenes de fabricación y dispersión en pequeños talleres casi artesanales. Cuando se impuso el gran volumen industrial que, excepto quizá en los modelos muy exclusivos, resultaba mucho mas barata y de mas calidad y fiabilidad, la industria británica independiente del automóvil desapareció. Incluso los mas míticos y exclusivos como Rolls, Bentley o Jaguar pasaron a manos extranjeras pues su volumen de negocios no generaba suficientes plusvalías que permitieran la imprescindible renovación de modelos.
    Todo lo que queda no son mas que recuerdos de un pasado brillante que el viento se llevó… aunque nos sigan encantando.