Ariel Nomad: el Atom todoterreno que le pedirás a los Reyes Magos

 |  @sergioalvarez88  | 

Pilotar un Ariel Atom es posiblemente una de las experiencias más fuertes sobre cuatro ruedas que se pueden vivir. Un esqueleto tubular con ruedas, con un peso de media tonelada, del que se ha desarrollado una versión con motor 2.4 V8 y 500 CV de potencia. Un Fórmula 1 capaz de circular por carretera y de dejar llorando al lado de la carretera al Bugatti Veyron, con una relación peso-potencia de 1 kg por CV. Sus versiones “estándar” desarrollan 250 CV y consiguen poner los pelos de punta a todos los que las pilotan. El Ariel Nomad es a efectos prácticos un Atom capaz de salir del asfalto.

Un juguete a tamaño real, con el que acabamos de solucionar vuestra lista de regalos para los Reyes Magos.

La misma mala leche y la misma furia, ahora fuera del asfalto

La rueda de repuesto a tamaño completo es vital, como también lo es una iluminación de alta intensidad montada en el techo.

La ideal del Ariel Nomad ha salido del hijo de Simon Saunders – dueño y fundador de Ariel Cars -, Henry. Fue de él la idea, y se está encargando personalmente de un proyecto que ha despertado las emociones más primarias de muchos adeptos al automóvil. Partiendo del chasis de un Atom, han extendido la estructura tubular creando de manera efectiva una jaula antivuelco completa. Este es el principal cambio en la estructura del coche, pues el resto de elementos del chasis se traen del Atom sin demasiados cambios. Para muestra un botón: el puesto de conducción y asientos son idénticos en el deportivo.

Por supuesto, se añade un nuevo subchasis para la suspensión delantera y trasera, que emplea el mismo esquema independiente que el Atom, pero con mucho mayor recorrido y una menor dureza para poder absorber los baches. A nivel mecánico, usará un motor Honda de cuatro cilindros de potencia aún desconocida. Las malas lenguas hablan ya de un 2.4 de cuatro cilindros con 200 CV de potencia, el mismo motor que usan Honda estadounidenses como el Civic Si. De cualquier manera, iría asociada a una caja de cambios Honda de seis relaciones y a un diferencial autoblocante mecánico.

Por si os lo estábais preguntando, el Ariel Nomad será de tracción trasera y su peso será de unos 700 kg. No es tan ligero como un Atom y no será realmente capaz en zonas realmente complicadas. Desde Ariel están explorando su comportamiento en zonas complicadas, pero lo cierto es que situaciones de muy baja adherencia – barro profundo o rocas – serán imposibles de superar. Pienso que el objetivo del Nomad serán las pistas rápidas – tipo rallycross, para entendernos -, donde será una bestia muy complicada de alcanzar. También será rápido sobre asfalto, aunque no tanto como su hermano dedicado 100% al asfalto.

Será presentado de forma oficial el próximo 6 de enero.

Fuente: Autoblog
En Diariomotor: Ariel Atom 3S: generando taquicardias con cuatro cilindros y turbo (solo para Estados Unidos) | Ariel Atom 3.5R: edición limitada con 350 CV no apta para cardiacos

Lee a continuación: Alfa Romeo 8C: cara a cara, foto a foto, con una pieza de artesanía italiana de primer nivel

  • r750

    sera para hacer cosa como estas http://www.youtube.com/watch?v=aPH3Z6yXGfY

  • ADN

    Ideal para caminos sin asfaltar y campo. Veremos de que es capaz el chasis de Atom en ese aspecto, pero al menos tiene buena pinta

  • Inferno

    Juguete para ricos, quién pudiera! Lo de la rueda de recambio, sí es útil, pero debe empeorar bastante el CDG el peso de ese rodillo. La ristra de faros altos no la acabo de ver clara, con la tecnología actual quizás sea una concesión de cara a la galería. En resumen, un artefacto de lo más deseable para divertirse.