Honda i-ACC: el control de crucero adaptativo inteligente que predice adelantamientos

 |  @davidvillarreal  | 

Cuando conduces por primera vez con un control de crucero adaptativo tardas pocos kilómetros en percatarte de uno de sus mayores defectos. El control de crucero adaptativo es capaz de adaptar tu velocidad a la de los vehículos que te preceden. ¿Pero, qué sucede cuando se produce un adelantamiento y se sitúa un coche justo delante de nosotros, y nos impide respetar la distancia de seguridad? Honda acaba de presentar su nuevo sistema de control de crucero adaptativo inteligente, el i-ACC, una denominación un tanto rimbombante para un sistema realmente interesante, que no solo considera la distancia que existe entre el coche que nos precede y el nuestro, sino también la de los coches que avanzan en los carriles contiguos.

Esta tecnología se incorporará por primera vez el nuevo Honda CR-V 2015, que llegará en unos meses a los concesionarios y que en unas semanas tendremos ocasión de probar.

Un control de crucero adaptativo convencional frenaría de golpe, sobresaltando a los pasajeros, ante la eventualidad de que un coche nos adelantase sin mantener una distancia de seguridad óptima. El i-ACC promete ajustar la velocidad automáticamente para evitar, en la medida de lo posible, esa situación indeseable.

El Honda i-ACC es capaz de “predecir” un adelantamiento en base a la información de la cámara, el radar y un algoritmo que analiza las probabilidades de que se produzca.

Este control de crucero adaptativo perfeccionado se basará en los sistemas que ya existen en muchos coches modernos, en la cámara y el radar (ver fotografía) que delimita la posición de otros vehículos en la carretera. Son los mismos sistemas que ya se emplean para avisarnos de que se aproxima un coche en nuestro ángulo muerto. La diferencia sutil con los controles de crucero adaptativos convencionales es que en este caso no solo tendrá en consideración la distancia con el coche al que seguimos.

El sistema es capaz de detectar a los coches en los carriles contiguos, su velocidad y determinar, mediante un algoritmo diseñado por Honda, la probabilidad existente de que estos nos adelanten, se incorporen a nuestro carril y no mantengan una distancia prudencial con nuestro coche.

Ante esta situación, el Honda CR-V ajustará su velocidad y el conductor recibirá una advertencia visual en la instrumentación con la que no solo será informado de la razón por la que el vehículo ha atenuado su velocidad, sino también el lado de la carretera por el que se aproxima un coche. De esta manera será efectivo en vehículos con el volante en el lado izquierdo y en el lado derecho, y también en el caso de adelantamientos ilegales, por la derecha.

Fuente: Honda
En Diariomotor: Honda CR-V 2015: nueva cara, nuevo diésel y cambio de 9 relaciones. Las 3 novedades del actualizado CR-V

Vídeo destacado del Honda CR-V

Lee a continuación: Honda CR-V 2015: nueva cara, nuevo diésel y cambio de 9 relaciones. Las 3 novedades del actualizado CR-V

Ver todos los comentarios 2
  • arturo

    Yo tengo un seat leon con este sistema y cuando alguien me adelante y se pone muy cerca , el coche deja de acelerar, pero no pega un frenazo. Por que el sistema detecta que previamente no estaba ese coche delante y por que nada mas meterse, aunque lo haga muy cerca de nosotros, poco a poco va aumentado la distancia al llevar mas velocidad.

Toda la información que necesitas sobre el modelo Honda CR-V: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.