Hyundai quiere revolucionar la experiencia de conducir gracias a la realidad aumentada

 |  @davidvillarreal  | 

La realidad aumentada está llamada a revolucionar la experiencia de la conducción de nuestros coches. La proyección de la información en el parabrisas de nuestro coche conseguirá hacer la conducción más divertida, pero sobre todo más segura y confortable. Hyundai acaba de presentarnos su idea para unir dos conceptos que poco a poco deberían de calar muy hondo en esta industria, la del coche conectado y la realidad aumentada como el sistema más efectivo para informar en todo momento al conductor de los riesgos que puede encontrarse en la carretera.

La realidad aumentada revolucionará la experiencia de conducción, haciendo que esta sea sobre todo más segura y confortable.

Los coreanos escogieron un Hyundai Genesis dotado de este nuevo sistema para presentar su tecnología en el pasado CES 2015. El sistema emplearía toda la superficie del parabrisas para proyectar imágenes animadas que se superpondrán sobre la carretera, a una distancia virtual teórica cercana a los 2 metros por delante de los ojos del conductor.

De esta forma, Hyundai no solo ha querido aprovechar las posibilidades del coche conectado y la realidad aumentada, sino también potenciar aún más el uso intuitivo de toda una serie de sistemas, incluido su monitorización de la salud del conductor.

A juzgar por el vídeo publicado por Kelley Blue Book en un prototipo de pruebas instalado en el CES 2015, las ayudas serían tremendamente útiles – entre otras cosas – para detectar un colapso del conductor, frenar el coche, apartarlo de forma segura a un lado de la vía y contactar con los servicios de emergencia.

También sería capaz de avisarnos con suficiente antelación de aquellos coches que se nos crucen invadiendo nuestro carril, de obstáculos como obras o vehículos trabajando sobre la carretera, de los límites de velocidad, del respeto de las distancias de seguridad, peatones cruzando la calle de forma temeraria e indicaciones muy precisas de la ruta a seguir según nuestro GPS.

La interacción de nuestro coche con su entorno, lo que se denomina técnicamente como el coche conectado, nos permitiría recibir en el parabrisas una información muy precisa acerca de las señales de tráfico. Entre otros ejemplos, se nos muestra cómo sería capaz de resaltar señales de tráfico y semáforos, y especialmente los límites de velocidad variable, e indicarnos incluso información que hasta ahora – salvo en algunos sistemas de señalizado – no tenemos, como la cuenta atrás de la transición entre rojo y verde de un semáforo.

Fuente: Hyundai
Vídeo: Kelley Blue Book
En Diariomotor: La revolución de la realidad aumentada de Jaguar se acerca a la calle

Lee a continuación: La revolución de la realidad aumentada de Jaguar se acerca a la calle