El Volkswagen Sport Coupé Concept GTE es un agresivo coupé de cuatro puertas que anticipa una nueva era de diseño en Volkswagen

 |  @sergioalvarez88  | 

Que quede claro desde el primer minuto. Lo más importante de este coche no es su motor híbrido o su posicionamiento dentro de la gama de Volkswagen. No. Lo más importante de este coche es que anticipa un nuevo lenguaje de diseño para el gigante bávaro, una nueva imagen de marca que iremos viendo a lo largo de los años en los próximos modelos que Volkswagen lance al mercado. Por tanto, es uno de los vehículos más importantes del Salón. Su color amarillo y su diseño agresivo ya nos deja claro que se aproxima una era más pasional y más dinámica para una marca a la que tradicionalmente se ha acusado de jugar sobre seguro.

El Volkswagen Sport Coupé Concept GTE es interesante, cuando menos.

Una mirada penetrante, LEDs atrevidos y superficies curvas

La suma de los voladizos delantero y trasero no llega a sumar ni siquiera dos metros. Su batalla supera los 3 metros de distancia.

La mirada del Volkswagen Sport Coupé Concept GTE es de las que nos atrapan. Es penetrante, con una calandra que toma todo el protagonismo. Y es casi inevitable, porque no tenéis más que fijaros en la atrevida disposición de los LEDs diurnos. Casi como quien no quiere la cosa, las tiras de LEDs – encastradas en unas ópticas también LED – se funden con las barras horizontales de la calandra, extendiendo la amplia y malévola sonrisa de este coupé de cuatro puertas. Las entradas de aire también están marcadas por tiras de LEDs.

Al estar basado en una plataforma MQB, se ha podido lograr un enorme espacio para el habitáculo, extendiendo a voluntad una batalla que alcanza los 3,02 metros, una cifra impresionante en un coche que mide 4,87 metros de largo. Tanto el voladizo delantero como el trasero son muy cortos, detalle que contribuye a otorgar al coche una presencia más elegante. A nivel de silueta, nos quedamos con la suave caída del techo en su carrocería hatchback. Carrocería que aún presentando un aspecto sobrio, no rehuye las líneas curvas, algo a lo que Volkswagen parecía tener alergia hace unos años, y una molesta constante en la industria.

La zaga es compacta y recogida, con unas ópticas LED que ya están muy en la línea de las actuales ópticas de berlinas como el Passat o el CC. Es sencillo confundir este coche con el Volkswagen CC o con un coupé de cuatro puertas un paso por encima. Y aunque el rival a batir sería más un Audi A7 Sportback que un Audi A5 Sportback – para que entendamos la comparativa – hemos de recordar que el Volkswagen Sport Coupé Concept GTE no busca una réplica en la producción, sólo nos viene a enseñar las directrices que Volkswagen seguirá en el diseño de sus próximos vehículos, desde el Polo al Phaeton.

Un habitáculo envolvente y minimalista para un futuro conectado

El techo panorámico de este prototipo es uno de los más grandes que he visto en mucho tiempo, dando una gran sensación de espacio a su interior.

El interior del Volkswagen Sport Coupé Concept GTE es muy minimalista, pero al mismo tiempo resulta acogedor. Es casi contradictorio, o quizá el buen diseño puede combinar ambos adjetivos de manera efectiva. Pensemos eso. Pero lo cierto es que llama la atención la gran cantidad de superficies limpias y una consola central en la que todo son botones capacitivos y una pantalla TFT, sin apenas botones físicos más allá de la futurista palanca de cambios o el botón que activa el freno de mano electrónico. Otra cosa será la limpieza de tantas superficies táctiles con acabado brillante, pero no es la preocupación de este prototipo.

El ambiente es envolvente, haciendo uso de cuero claro de alta calidad e una instrumentación digital basada en una pantalla TFT de más de 10 pulgadas, que se une a la que preside la consola central, de 12,3″. Los pasajeros también tienen a su disposición pantallas para su uso y disfrute personal. Como colofón tecnológico, un navegador que es capaz de maximizar nuestro disfrute al volante y de tomar diferentes rutas según nuestros parámetros biométricos. ¿Ciencia ficción? Lo que no es ciencia ficción es el gigantesco espacio disponible para los pasajeros traseros, y su propio centro de infoentretemiento.

Híbrido enchufable prestacional, la respuesta a todos los males

El futuro que nos espera en el sector está repleto de turbos, electricidad y automatismos. Es lo que se desprende del sistema de propulsión del Volkswagen Sport Coupé Concept GTE, compuesto por un motor 3.0 V6 TSI sobrealimentado por compresor conectado a un motor eléctrico que actúa sobre el eje trasero, generando una potencia total de nada menos que 380 CV. Con ellos, es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en sólo 5,0 segundos, logrando una velocidad punta de 250 km/h. Este híbrido enchufable puede recorrer hasta 50 km en modo 100% eléctrico, con un consumo combinado de combustible de menos de dos litros a los 100 km.

Fuente: Volkswagen
En Diariomotor: Volkswagen Cross Coupé GTE: la respuesta a X6 y GLE Coupé de Volkswagen es más SUV que coupé

Lee a continuación: Infiniti QX30: lo verás en los concesionarios el año que viene

  • r750

    XD

  • TeboMazda

    Claro, y luego sacan un soso VW…

  • Alberto Piqueras Ramos

    Si lo que fuera a producción, fuese algo parecido, ya tienen la batalla ganada. Estupendo Concept, ojalá llegue a la línea de producción.

    Saludos.

  • Manolo

    Lo veo muy atractivo, y aunque éste modelo en particular no llegue a producción, espero que los futuros VW realmente tengan una fuerte inspiración en él, que buena falta le hace a la marca una imagen más dinámica y arriesgada.

  • humberto

    Y dale con la cantinela…los fabricantes tienes unos “eggs” enormes. Esto es una berlina de cuatro puertas de toda la vida. Eso de coupé sobra. Interior perfecto que emana calidad a raudales y diseño “bah, no aporta nada nuevo”.

    Potencia desmesurada con turbos, motores eléctricos, consumos bajos…el futuro del sector

  • MAKAKO.

    Es el concept del Passat CC.

  • Alvarez

    El hermano mellizo del A7