Volkswagen Golf Variant GTD y Alltrack: plantando cara a los SUV con argumentos

 |  @ClaveroD  | 

Las carrocerías familiares no lo tienen nada fácil. Los SUV se están apoderando del mercado defendiendo la idea de ser capaces de lidiar con cualquier terreno y exigencia, pero no nos engañemos, pues esos familiares tienen todavía mucho que decir cuando buscamos uso polivalente de verdad. Con el lanzamiento del Volkswagen Golf Variant, Volkswagen ha querido realizar una apuesta segura apuntando a tres frentes muy concretos buscando el lado más campero con la versión Alltrack, la opción con mejor relación consumos/prestaciones con el acabado Variant GTD y el espíritu más deportivo lanzando el acabado Variant R con nada menos que 300 CV.

La gama Variant consigue que el espacio de carga del Volkswagen Golf pase de los 380 litros a los 605 litros.

Hablamos de tres personalidades muy diferentes, tres terminaciones que buscan la convivencia en el mercado, pero que están diseñadas para ser únicas y cubrir diferentes segmentos partiendo de un compacto como el Volkswagen Golf. En esta primera parte de esta presentación que ha tenido lugar en la provincia de Málaga, analizaremos los Volkswagen Golf Alltrack 2.0 TDI 150 CV y Volkswagen Golf Variant GTD 2.0 TDI 184 CV. Dos personalidades muy diferentes asociadas a la última tecnología del fabricante alemán como es la tracción total 4Motion con diferencial Haldex de quinta generación en el caso de la versión Alltrack, o el cambio automático de doble embrague DSG instalado en el motor diésel más potente de la gama (184 CV) en su versión más deportiva GTD.

Volkswagen Golf Alltrack 2.0 TDI 184 CV DSG

El Volkswagen Golf Alltrack está disponible en España desde 31.540 € con posibilidad de instalar motores gasolina de 180 CV y diésel desde 110 a 184 CV. Los argumentos del Volkswagen Golf Alltrack son su mayor altura libre al suelo (+20mm), la instalación del sistema de tracción integral 4Motion con diferencial central Haldex con reparto inteligente de la tracción sobre los dos ejes y la adición de un modo de conducción offroad que permite un mejor desempeño del sistema de tracción total sobre superficies deslizantes, incluyendo control de descenso automático.

El Volkswagen Golf Alltrack consigue igualar, cuando no superar, a muchos SUV que venden aptitudes 4×4

Esta variante convierte al Golf familiar en un duro competidor para las carrocerías SUV, pues además de poseer un mejor espacio de carga por capacidad y uso que la mayoría de SUV, añade cualidades todocamino que permiten a esta carrocería salir airosa de posibles enfrentamientos contra los SUV más capaces fuera de asfalto. Si nos ceñimos al planteamiento técnico, el esquema empleado por el Golf Alltrack es muy similar al que usan la amplia mayoría de SUV cuando hablan de tracción 4×4, con diferencial central multidisco y un gran desempeño de la electrónica para controlar el trabajo de cada rueda.

Volkswagen había preparado un circuito offroad dentro de las instalaciones del Ascari Race Resort, un lugar con caminos abruptos y desniveles que pusieran contra las cuerdas al sistema 4Motion tarado de forma específica para este Golf Alltrack. El objetivo de este circuito 4×4 era comprobar las posibilidades del modo de conducción offroad integrado específicamente en el Golf Alltrack, un sistema que combina el trabajo del ESP y la tracción total 4 Motion para gestionar cada rueda de forma independiente ante cualquier pérdida de tracción.

En la práctica, el Volkswagen Golf Alltrack cumple con creces sobre cualquier pista todocamino y afrontando pendientes con plenas garantías gracias al control de descenso. El resultado de simular los autoblocantes sigue siendo artificial, dejando sentir cómo es la electrónica la encargada de gobernar el grupo motopropulsor con idependencia de nuestras órdenes sobre el acelerador. Al mismo tiempo, el feeling en tanto a suspensiones y neumáticos fue el de encontrarnos con una orientación que prima más la estabilidad en vías rápidas que el confort en terrenos sin asfaltar. Hablamos de un tarado que en su uso habitual, carreteras y ciudad, conseguirá que este Golf Alltrack no se vea penalizado por balanceos y falta de aplomo, aunque a la hora de afrontar caminos muestre menor filtro ante las irregularidades.

Volkswagen Golf Variant GTD 2.0 TDI 184 CV DSG

Para aquellos que buscan un comportamiento más deportivo sin verse penalizados por los consumos de un propulsor gasolina potente, el Volkswagen Golf Variant añade la especificación GTD asociada al propulsor 2.0 TDI de 184 CV. Se trata de una opción a considerar para aquellos que buscan un comportamiento más ágil y una estética más deportiva, ofreciendo este GTD una buena relación entre consumos y prestaciones para acometer largos viajes con la familia al completo.

El Volkswagen Variant GTD es la opción lógica por prestaciones y consumos, aunque no puede esconder su sonoridad y tacto de motor diésel

Disponible únicamente con tracción delantera, aunque con posibilidad de instalar cambio manual o DSG, el Volkswagen Golf Variant GTD es una muy buena herramienta para planificar viajes con toda la familia. Con posibilidad de adaptar su funcionamiento mediante los perfiles de conducción, el tarado de suspensiones y dirección variables permite disfrutar de diferentes personalidades en un miso envoltorio. Con respecto al Golf GTD de cinco puertas, es justo admitir que el trabajo realizado por Volkswagen para contener las desventajas de esta nueva trasera se nota desde el primer momento. Las diferencias son mínimas en tanto a la forma de trabajar del eje trasero, mostrando aplomo y agilidad sin que las inercias jueguen en contra de la trazada.

Aunque el cambio automático DSG consigue un desempeño muy satisfactorio, el cambio manual de seis relaciones también ofrece un resultado muy bueno, siendo una opción a considerar para aquellos que les guste sacar el máximo provecho en carreteras reviradas. El Volkswagen Golf Variant GTD desde 33.460 € es la opción más lógica de la gama Variant por sus resultados, siendo el acabado que permite mayor tipo de usos gracias a las prestaciones de su propulsor, a su estética diferenciada y al buen trabajo de su apartado técnico configurable. No deja de ser un motor diésel con todo lo que ello implica en cuanto a rumorosidad y margen de uso, haciéndome meditar sobre si el propulsor 1.8 TSI de 180 CV o una hipotética versión GTI justificarían su elección en pos de un mayor agrado de conducción y respuesta.

En Diariomotor: Volkswagen Golf Variant GTD 2015: familiar, deportivo y diésel desde 33.460€ | Volkswagen Golf Variant R a prueba: ¿Un familiar para correr en circuito?

Lee a continuación: ¡Confirmado! Habrá un Volkswagen Golf con más de 400 CV en 2016

Solicita tu oferta desde 16.900 €
  • Guillermo

    En mi opinión las carrocerías familiares son las más polivalentes, y redondean la mejor relación costo/beneficio.
    En este caso, la comparación sería entre el Golf 5P (berlina bicuerpo), el Jetta (berlina tricuerpo), Golf Variant (Familiar), Golf Plus (MPV) y Tiguan (SUV Compacto).
    Y de esos 5, el Variant da la mejor ecuación entre espacio interno, maletero, prestaciones, consumos y placer de conducción.
    Saludos.

  • Miguel

    ¿Fiebre de los SUV?No es una fiebre, simplemente hay que circular por unas cuantas calles de la ciudad y os daréis cuenta que están mucho peor que los caminos de tierra del campo.
    Si a esto añades que los SUV ya no consumen tanto y que tampoco puedes correr optas por darte el gustazo de ir lo mas cómodo posible por esta jungla de asfalto taladrado y disfrutar del espacio interior.
    Aunque mi coche no es un SUV y le queda cuerda para rato, mi próximo coche es muy probable que los sea dada la situación de degradación actual de las calles.

  • Jose romeo

    este lo he probado hace poco reserve un coche en rolecar.com y me dieron la opcion de probarlo por 10€ flipante como va, recomiendo probarlo sin duda