Volkswagen Golf Variant R a prueba: ¿Un familiar para correr en circuito?

 |  @ClaveroD  | 

Tras probar los Volkswagen Golf Alltrack y Volkswagen Golf Variant GTD, es turno de sacar el máximo del Volkswagen Golf Variant R. Para poder exprimir los 300 CV que se esconden bajo el capó de esta carrocería familiar con especificación R, Volkswagen nos propuso acudir hasta el circuito de Ascari, un plan que además de dibujarnos una sonrisa, nos permitió analizar al detalle la puesta a punto de este deportivo para toda la familia. Una receta diferente a lo que estamos acostumbrados a imaginar cuando hablamos de 300 CV… ¿Cómo se comportó el Volkswagen Golf Variant R en el circuito de Ascari?

A priori, cuando hablamos de una carrocería familiar derivada de un compacto como el Volkswagen Golf, lo último en lo que te paras a pensar es en la posibilidad de hacerte con una especificación de nada menos que 300 CV, pero combinar hasta 1.620 litros de maletero con un par de 380 Nm y una potencia de 300 CV puede convertirse en una fórmula muy, pero que muy, interesante. Volkswagen ha decidido tirarse a la piscina y poner en el mercado el Volkswagen Golf Variant R desde 44.780 €, una apuesta arriesgada que busca hacer de un vehículo para toda la familia un deportivo capaz de marcar vuelta rápida a poco que te lo propongas. No hablamos sólo de un kit estético y una puesta a punto del motor, sino de un acabado que mejora toda la parte ciclo y coloca en el vano motor al propulso 2.0 TSI de 300 CV asociado al cambio automático DSG de 6 relaciones y al sistema de tracción total 4Motion.

Por comportamiento, sonido y habitabilidad, el Volkswagen Golf Variant R es un buen candidato para coche multiusos, incluida alguna escapada de Track-day

Con respecto al Volkswagen Golf R en su carrocería de tres o cinco puertas, la carrocería Variant mantiene los mismos elementos estéticos que definen este acabado. Los cambios se centran en su trasera con un paragolpes más deportivo diseñado para cobijar las cuatro salidas de escape, barras de techo cromadas y spoiler sobre el cristal para identificar que estamos ante un Golf Variant R. A nivel estético encontramos un matiz deportivo, sin embargo la sobriedad de los modelos Volkswagen sigue vigente en esta carrocería.

En el interior los cambios introducidos también se limitan a los apliques de consola y puertas donde se combina el acabado en negro lacado, aluminio y un motivo de inspiración racing. Los detalles que nos confirman que estamos ante una versión altas prestaciones son mínimos, como es el caso de la instrumentación con nueva tonalidad azul, el logotipo “R” presente en el brazo inferior del volante y los asientos deportivos con inscripción R. La sobriedad marcan la nota predominante, manteniendo la elegancia del conjunto, aunque echando en falta mayor diferenciación para una variante como ésta que habla de nada menos que 300 CV.

Volkswagen ha configurado esta especificación R con suspensión adaptativa y posibilidad de seleccionar diferentes modos de conducción, de tarado del ESP, respuesta del grupo motopropulsor y respuesta de la dirección. La receta propuesta es sobresaliente en su desempeño, aunque sin duda es el propulsor 2.0 TSI de 300 CV el que brilla por encima de todo el conjunto. El trabajo del sistema de tracción integral 4Motion y del cambio DSG es impecable durante el grueso de las situaciones, aunque a la hora de exigir el máximo en pista, lo mejor es desconectar todas las ayudas para no verte penalizado por las correcciones con realiza la electrónica. Existe un modo Sport para el ESP, pero con un sistema 4Motion que trabaja bastante bien, las ayudas sobre los frenos resultan excesivas.

La alternativa del Golf Variant R está en el Seat León ST Cupra DSG por 8.890 € menos, aunque se pierden 20 CV, la tracción total y el valor “imagen”

Quizás exista algún cliente al que el sistema de tracción 4Motion no le convenza del todo, buscando la alternativa en un sistema de tracción integral permanente con diferencial central de tipo mecánico o controlado. No será lo habitual, y es que ante la ventaja en consumos que ofrece el tren trasero desconectable y al buen desempeño mostrado, sólo se echará en falta una mejor tracción para casos muy muy específicos.

A nivel de producto, el Volkswagen Golf Variant R es un vehículo que posee muy pocos competidores, pues sólo el Seat León ST Cupra puede destaparse como un rival a considerar por planteamiento y un precio desde 33.870 €. Aún así, el Seat León ST Cupra defiende un posicionamiento diferente con una estética más agresiva, 280 CV, sólo dos ruedas motrices y, eso sí, posibilidad de instalar un cambio manual. El Volkswagen Golf Variant R arranca en 44.780 €, aunque sube el listón hasta los 300 CV e instala de serie tracción total y cambio automático DSG. Es un familiar diferente, pero es un familiar como para pensárselo.

En Diariomotor: Volkswagen Golf Variant R: en España desde 44.780 euros | Volkswagen Golf Variant GTD y Alltrack: plantando cara a los SUV con argumentos

Lee a continuación: Volkswagen Golf Variant GTD y Alltrack: plantando cara a los SUV con argumentos

Solicita tu oferta desde 16.900 €
  • Álvaro

    Todos los modelos descritos descansaban en el parking de camas de la localidad de Málaga. Supe en ese instante que David habría hecho de las suyas y nos iba a traer un excelente artículo como habitualmente nos tiene acostumbrados. Esperando impaciente el altas prestaciones de esta semana. Saludos

  • LaRubiaDelChallenger

    Cochazo. Me encanta , cuando sea madre , ni Picasso ni Scénic. Yo quiero este!!

  • manuel Diaz

    Quien dice que los amantes del motor y la velocidad no pueden tener familia ;) http://www.gestoriaguasch.es/gestoria-online/