Karl Benz vestido de Hugo Boss en la presentación del GLC: algo ha cambiado en Mercedes, y en toda la industria

 |  @dseijo  | 

El público de los coches premium ha cambiado mucho en una década, y la forma en la que se venden va a cambiar radicalmente. Esta fotografía resume la transformación del sector. Para explicarlo, dejadme que os ponga en contexto. Stuttgart, Alemania. Sede de Hugo Boss. Mercedes ha elegido este escenario para la presentación del Mercedes GLC, el rival del BMW X3 y Audi Q5. Pero el motivo no es que el edificio sea moderno y amplio. Hay una intencionalidad que va más allá.

El coche siempre ha sido un símbolo de movilidad, por tanto de libertad, por tanto de moda. Ahora que la movilidad ha cambiado, la moda ha pasado de ser un factor secundario a ser el principal.

Dieter Zetsche – CEO de Mercedes – cuenta que en su marca siempre se han relacionado con la moda. En el montaje aparece Karl Benz, fundador de la marca y uno de los padres del automóvil, en un montaje vestido con un traje moderno de Hugo Boss. En primera fila Claus-Dietrich Lahrs, CEO de Hugo Boss. El coche nació como herramienta para conseguir la movilidad individual. Con ella se convirtió en una herramienta de libertad. Y la libertad siempre ha sido uno de los factores que nos gusta transmitir y, por tanto el coche se convirtió también en un objeto de moda.

Sin embargo la movilidad cambia a pasos agigantados. La lista de motivos es aplastante: aumento de densidad de población, aumento del coste de la energía, mejora de transporte público, sharing economy y plataformas como Uber, nuevas tendencias en consumo que premian la tecnología y una generación que rehuye del coche en propiedad. En resumen: todo juega en contra del coche y la movilidad ya no sirve como excusa.

Puede que el devenir de la industria del automóvil no nos haga demasiada gracia a los que nos gustan los coches, pero este es la cruda realidad: el coche es un elemento más como un traje o un bolso. Que un motor consuma un 19% menos que su antecesor o que se reduzca el peso no es novedad, es lo que se espera de cualquier nuevo modelo. Lo que de verdad importa es que el coche transmita unos valores con los que el cliente se sienta plenamente identificado. Por eso asociarse con Hugo Boss para esta presentación; y para muchas otras acciones en las que llevan tiempo colaborando, como en la Fórmula 1; parece un paso inteligente.

Mercedes ME Store, el concesionario del futuro.

Como marca Mercedes-Benz tiene un público clásico que sigue conservando (Clase C, Clase E y Clase S) y un nuevo público al que ha llegado tarde (desde 1996 Audi tenía un compacto, Mercedes lanzó el Clase A en 2012) pero de forma muy efectiva, con el Clase A, CLA, GLA y ahora GLC. Un público que ya da por hecho un buen comportamiento en carretera, fiabilidad y calidad de materiales, que busca y decide online y en lugares como el Mercedes Me Store, espacios que son estilo de vida y no concesionarios de coches.

Posiblemente Mercedes haya sido de las últimas marcas en reaccionar a este cambio, pero también parece ser una de las que mejor lo está haciendo.

En Diariomotor: Análisis de las ocho claves del Mercedes GLC 2015

Lee a continuación: El Mercedes GLC es el nuevo SUV medio de Mercedes y estas son sus ocho claves

Solicita tu oferta desde 48.575 €
  • X 2.0

    Que digan lo que quieran, Mercedes en la mayoría de sus modelos ha cambiado si, pero para peor. Diseños de pandereta hechos a todo correr para rellenar huecos en el mercado están tirando por la borda todo el buen hacer de años atrás de esta marca. Donde queda la atemporalidad, las buenas proporciones, las lineas perfectas, los buenos detalles, el hecho para durar….. de eso en el actual catalogo hay cuatro modelos contados.

  • von Stanberg

    A mi en particular, no solo en la compra de un coche, cuentan ciertos parametros que los adornos del Marketing “moderno” no influyen para mi. Traducido, influye mas en la compra quien es el diseñador del coche, quien y como dirige la Marca, etc.
    Justamente en este momento hay en Alemania un gran revuelo con Mercedes, pues los alemanes no son tontos ni se dejan manipular. Mercedes acaba de anunciar la venta de toda la Red de “Niederlassung” en Alemania a un Grupo inversor chino. Estos Niederlassung son esos gigantescos concesionarios Mercedes, no los privados si no los que pertenecen y forman parte de Daimler AG , la Fábrica. Llueven las criticas en internet, Blogs y demás de los alemanes, amenazando no comprar nunca mas un Mercedes en caso que dicha venta a ese Grupo y justamente de ese país se concrete.
    En resumen, ese bigotudo de la foto puede disfrazar los Mercedes en sus presentaciones de Hugo Boss o del Corte Ingles que da igual y personalmente de concretarse, desearía que Mercedes pierdas tantas ventas como para que de quiebra.

    • X 2.0

      +1, totalmente de acuerdo. Es una verguenza que una marca con el capital y el poder de Mercedes Benz recurra a poner en manos de los ruinosos chinos algo que funciona, sabemos como funcionan los chinos y contra menos se les venda, y menos se les haga caso, mejor.

      Además me encanta esa filosofía que demuestra el consumidor alemán, de defender lo suyo a toda costa, aquí deberíamos de hacer esactamente lo mismo con los productos del grupo Inditex, si no pagan todos sus impuestos, ni traen trabajo, que les jodan.

      • von Stanberg

        Desgraciadamente los europeos están vendiendo, regalando todo a los chinos, pues se beneficia un grupo de “negociantes” y no les importa el fin de Europa en manos chinas. En Francia están vendiendo los viñedos y Bodegas centenarias a chinos que transformaran ese matrimonio en un mercado de refrescos con alcohol.
        Justamente en China, los resultados de ventas de Mercedes son miserables.
        Todas las marcas europeas de autos, están regalando el conocimiento a los chinos por fabricar allí, engañándonos a todos que es por costos.
        Felices los alemanes que son mas radicales y unidos para rechazar estos atropellos, si aquí en Francia, en Italia y toda Europa fueran así, no tendrían chance los chinitos.