comscore
MENÚ
Diariomotor
Mercedes

6 MIN

El Mercedes GLC es el nuevo SUV medio de Mercedes y estas son sus ocho claves

mercedes-glc-2015-portada

El Mercedes GLC ha llegado. Es el nuevo SUV medio de Mercedes, con el que se reemplaza al veterano GLK. Ha sido presentado en Alemania y estas son sus principales claves. Su precio arranca en Alemania en 44.500€ y se pondrá a la venta el 24 de septiembre. Sus precios serán sólo ligeramente superiores a los del GLK existente. Se construye sobre la plataforma modular de Mercedes que comparte con el Mercedes Clase C, y gracias a ello es 80 kg más ligero que el Mercedes GLK. Os contamos todos los detalles del Mercedes GLC a continuación.

1) Antes se llamaba GLK

Como ya sabéis, Mercedes está poco a poco reemplazando las denominaciones de toda su gama, con el objetivo de hacerlas más sencillas y aptas para todos los públicos. El SUV medio de Mercedes se llamaba antes GLK, y ahora se llama GLC aunque milite en el mismo segmento de mercado. Es un SUV medio similar en dimensiones y en aspecto a los Clase C, de ahí su nombre. El Mercedes GLE es el equivalente al antiguo Mercedes ML y los Mercedes GL pasarán a llamarse Mercedes GLS. El Mercedes GLA está basado en el Clase A. Lógico, ¿no?

2) Un producto totalmente global

El GLK no se ofrecía en países donde se condujera a la izquierda, curiosamente. El GLC sí se venderá en Gran Bretaña.

El Mercedes GLC será un producto auténticamente global. Todos los mercados son prioritarios, con China y los Estados Unidos a la cabeza como principales mercados. También se espera que funcione bien en Alemania y en otros mercados europeos, como el británico. El GLK fue el SUV Mercedes más vendido y se espera que el Mercedes GLC revalide el éxito gracias a un diseño atractivo y sin estridencias. No es un producto arriesgado, pero su posicionamiento premium debería satisfacer a consumidores globales de todo tipo.

46
FOTOS
VER TODASVER TODAS

3) Aires de familia y seriedad alemana

El Mercedes GLC guarda muchos parecidos con su familia a pesar de ser un coche completamente nuevo. Su calandra y frontal son muy similares a los del Clase C, salvando las diferencias. La calandra es la clara protagonista del conjunto frontal, de gran tamaño y subrayada con varias tomas de aire de gran tamaño, de aspecto dinámico pero sin caer en exceso alguno. Su perfil lateral está enmarcado por unos pasos de rueda abultados y una alta cintura, de líneas rectas, sin excesivas florituras. Las grandes llantas le sientan bien.

Su coeficiente aerodinámico es de sólo 0,31. Uno de los mejores de su segmento con diferencia.

Su zaga es elegante, con ópticas de aspecto similar a las usadas por el Mercedes GLA. Finas y elegantes, forman un bonito dúo con los escapes cromados, integrados en un paragolpes parcialmente cromado. Sus llantas tienen un buen tamaño, y es evidente que el coche se ha diseñado para verse más bonito con llantas grandes. Lo que es innegable es que es reconocible como uno de los Mercedes de última hornada. Y supongo que en sí mismo es un éxito para los creadores de la imagen de marca de Mercedes.

4) Más amplio y espacioso que sus rivales

El Mercedes GLC será uno de los coches más espaciosos de su segmento. Con una batalla muy similar a la de la Clase C, se anuncia que tendrá las plazas traseras más espaciosas de su segmento, superando a los Audi Q5 y BMW X3. El Mercedes GLC tiene un interior casi idéntico al de la Clase C, con la que comparte plataforma. Calidades y acabados serán prácticamente idénticos. Sigue montando una elegante pantalla flotante sobre el salpicadero, con tres elegantes salidas de aireación bajo la misma.

5) Desde 170 CV diésel hasta 362 CV de potencia gasolina turbo en el GLC 450 AMG

El tope de gama será el Mercedes GLC 450 AMG, on un motor 3.0 V6 Biturbo de 362 CV. No se espera el lanzamiento de un AMG propiamente dicho por el momento.

La gama arranca con un propulsor diésel de 2,1 litros y 170 CV de potencia. Es un propulsor por todos conocido que vendrá acompañado de un GLC 250d con el mismo motor doblemente turboalimentado y 204 CV de potencia. Ambos consumen sólo 5,0 l/100 km y emiten 129 g/km de CO2. Una versión híbrida enchufable será también lanzada: denominada GLC 350e, compartirá técnica híbrida y 279 CV de potencia con el Mercedes C 350 Plug-In Hybrid, del que ya os hemos contado todos los detalles.

Un motor de gasolina de dos litros será de momento la alternativa sensata al AMG en los motores de ciclo Otto. Montado en el GLC 250, es un propulsor turbo que genera 211 CV de potencia y consume una media de 6,6 litros a los 100 kilómetros. Todos los GLC vendrán equipados con un sistema Dynamic Select. Varios modos de conducción estarán disponibles para el conductor, que actuarán sobre la respuesta del motor, caja de cambios y suspensión, además de los sistemas de asistencia a la conducción.

6) Todos serán automáticos y de tracción total

Otra novedad es la incorporación de una caja de cambios 9G-Tronic de nueve relaciones desarrollada por ZF que promete una excelente eficiencia y cambios de marcha rápidos. Esta caja automática es una caja de convertidor de par, con un módulo off-road opcional: una pequeña reductora. La caja manual dejará de estar disponible por el momento, en una decisión que promete ser polémica y encarecerá el precio de los modelos de acceso en parte. Todos los modelos irán equipados con tracción total permanente 4MATIC. Quizá se lancen en un futuro versiones de dos ruedas motrices.

7) Un SUV que también podrá salir del asfalto

Habrá un chasis Comfort y un chasis Sport más dinámico. Dos caras para una misma moneda.

Aunque el SUV de Mercedes está evidentemente enfocado al asfalto, en su presentación se ha hecho mucho hincapié en sus habilidades todoterreno. Se ofrecerá con una suspensión neumática Air Body Control opcional y un pack off-road con el que el SUV podrá defenderse más que bien fuera del asfalto. La suspensión neumática permitirá reducir la altura libre al suelo en 15 mm, o aumentarla en 30 mm y 50 mm. Varios asistentes se encargarán de que no nos quedemos atascados en el barro o podamos descender pendientes con seguridad.

8) Su hermano Mercedes GLC Coupé tiene al BMW X4 en sus miras

Construido sobre su misma plataforma, dentro de unos meses se presentará el Mercedes GLC Coupé. Se trata de su versión coupé de cuatro puertas, cuyo principal objetivo es robar ventas al BMW X4. Se espera que ambos vehículos compartan mecánica e interior, con la única diferencia residiendo en la caída del techo. Ya ha sido presentado como GLC Coupé Concept en el pasado Salón de Shanghai. Mercedes ha recientemente estrenado el GLE Coupé, que compite directamente con el BMW X6, pionero de su nicho.

Fuente: Mercedes Imágenes: Carscoops En Diariomotor: Mercedes GLC Coupé, en directo: ha nacido un rival para el BMW X4