El renovado Kia cee’d se nos presenta más alemán y eficiente que nunca

 |  @sergioalvarez88  | 

El Kia cee’d se renueva para su cita en Frankfurt. El compacto más exitoso de Kia – que además es fabricado en Eslovaquia – recibe un lavado de cara ligero y una actualización mecánica de envergadura, con nuevos motores y cajas de cambios que lo ponen en línea con las ofertas más actuales del segmento. A pesar de la pujanza de los crossovers, el segmento C sigue siendo el campo de batalla más duro y rentable para todos los fabricantes europeos. Veamos que tiene de nuevo el Kia cee’d, que se presenta muy eficiente… y muy alemán.

Maquillaje exterior e interior

La renovación afecta a todas las carrocerías: 5 puertas, 3 puertas y familiar.

El nuevo Kia cee’d se renueva de forma ligera a nivel estético. Si comparamos el exterior de ambos coches apreciamos las diferencias en ambos paragolpes, ahora de formas más dinámicas, en cierta manera inspiradas en la versión GT; pero mucho más civilizadas. Un halo cromado rodea las luces antiniebla delanteras y nos dicen que la rejilla de la calandra es más ovalada. Supongo que es cierto. En la zaga las ópticas estrenan tecnología LED y los antiniebla traseros se enmarcan en un clúster bastante dinámico.

En el interior, los cambios se limitan a inserciones en el plástico negro satinado – una solución de la que se abusa demasiado últimamente – en la parte superior del salpicadero, así como la zona de la caja de cambios y las puertas. Preparaos para estar constantemente pasándoles un trapo. Se estrenan nuevos marcos cromados para la instrumentación y salidas de aireación. No hay cambios sustanciales de mayor envergadura, aunque Kia dice que ha añadido más aislamiento y opción a tapizado marrón para asientos y molduras.

Nuevos motores Euro6 turbo y cajas de cambio de doble embrague

La principal novedad mecánica es un nuevo motor 1.0 T-GDi, un gasolina turbo de tres cilindros y hasta 120 CV.

Las principales novedades están a nivel mecánico. La principal novedad es la incorporación de un motor 1.0 T-GDi de tres cilindros, un propulsor turboalimentado que desarrolla 100 CV o 120 CV en su iteración más potente. Ambos generan un par máximo de 172 Nm entre 1.500 rpm y 4.000 rpm. Lo curioso es que el motor 1.4 MPI de 100 CV y el 1.6 GDi de 132 CV se conservan sin apenas cambios, como opciones más asequibles al 1.0 T-GDi. Posiblemente sean reemplazados en un futuro si Kia desea simplificar la gama de gasolina.

En diésel, se conserva el 1.4 CRDi de 90 CV como diésel de acceso, y el 1.6 CRDi se actualiza a la norma Euro6. Además, se actualiza a la puesta a punto del Hyundai i30, con una potencia de 136 CV y un sano par motor máximo de 285 Nm. No es el par motor que un 2.0 turbodiésel desarrollaría, pero es suficiente para unas prestaciones muy sanas. Este motor recibe opcionalmente una nueva caja de cambios de doble embrague y 7 relaciones con la que emite sólamente 109 g/km de CO2 y consume una media de 4,1 l/100 km.

Las versiones GT retienen el propulsor 1.6 T-GDi de 204 CV, pero gracias a un nuevo turbocompresor mejora la entrega de potencia y el 0 a 100 km/h se reduce en 0,1 segundos hasta los 7,6 segundos. Su consumo se reduce ligeramente hasta los 7,3 l/100 km. Será presentado al público en el Salón de Frankfurt.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor: Kia cee’d GT Line: más calidad y deportividad, para todos los bolsillos

Lee a continuación: Kia cee’d GT Line: más calidad y deportividad, para todos los bolsillos

Solicita tu oferta desde 12.472 €
  • jimb

    A ver si se animan estos de Kia y ponen estos motores en el Río porque le falta mucha potencia a los motores actuales de Río.

  • Jose

    Es un error instalar luces/reflectantes en los parachoques a la altura de los parachoques de otros coches, con lo que le gusta al “personal” aparcar de oído….

  • sanjogar

    Envidia de la sana, si ex que existe. A los mercados emergentes nos toca el Cerato con el 1.6 aspirado de menos de 136 cv. Disfrútenlo, es muy atractivo y debe ser igual de divertido.

  • Mike Gonzalez

    la parte trasera sigue siendo muy mejorable