El absurdo, por G-Power: un BMW X6 con 455 CV diésel y llantas de 23 pulgadas

 |  @sergioalvarez88  | 

G-Power es un preparador alemán que nos tiene acostumbrados a preparaciones de altas prestaciones sobre la base de vehículos de BMW. Famosas son sus preparaciones sobrealimentadas de los BMW más potentes, en ocasiones superando los 800 CV, como su popular M5 Hurricane. Pero de vez en cuando también se les puede “ir un poco la olla”. Hablamos de su más reciente preparación, basada en el BMW X6 M50d, un gigantesco BMW X6 con un diésel de triple turbo y 381 CV. Si cabe, lo han hecho aún más loco, aún más potente, aún más absurdo.

La preparación de G-Power afecta de forma casi exclusiva a la electrónica del súper-SUV.

De serie, el BMW X6 M50d ya es una máquina de lo más respetable. Su motor 3.0 turbodiésel tiene 381 CV de potencia y 740 Nm de par motor, permitiendo un 0 a 100 km/h de sólo 5,2 segundos, junto a una punta autolimitada a 250 km/h. Como muchos preparadores, la solución de G-Power es electrónica. En primer lugar, ofrecen un chip llamado G-Power D-Tronik 5 V1. En lugar de reemplazar a la ECU original, se sitúa entre la misma y el propulsor. Y sólo entra en funcionamiento ante una fuerte presión del acelerador del coche.

Es entonces cuando los duendes electrónicos se ponen a trabajar y permiten al motor trabajar con sobrepresión. El resultado son 455 CV de potencia a 4.000 rpm y unos brutales 870 Nm de par motor a 2.200 rpm, transmitidos al tren de rodaje de serie del BMW X6. Esperemos que su caja de cambios aguante el torrente extra de par motor, ideal para provocar dolores de cuello a los pasajeros. No se han publicado datos prestacionales, pero hablamos de 74 CV adicionales y 130 Nm de par motor, por lo que la mejora es más que considerable.

Su segunda oferta electrónica se llama D-Tronik 2 V1 y consiste en una modificación personalizada de la forma de entregar potencia y par del coche. Pero se trata de una modificación de la ECU original, que no afecta a los niveles originales de potencia y par. Por último, en ambas opciones ofrecen deslimitar la velocidad máxima del coche, mediante una modificación del software original. No se tiene clara su velocidad punta, pero estimaría unos 280 km/h, habida cuenta de la aerodinámica y peso del coche.

Estéticamente, G-Power monta unas enormes llantas de 23 pulgadas al SUV de BMW, con neumáticos de medidas 305/25 ZR23. Unos enormes rodillos que incluso rayan la desproporción, convirtiendo al X6 en una especie de chiste rodante. Muy rápido, pero en el fondo absurdo.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Lee a continuación: BMW X6: spoiler de fibra de carbono y otros 10 extras M Performance para equipar en tu X6

Solicita tu oferta desde 75.863 €
  • Carl

    no se, pero me gusta esa macarrada

  • Bemilio

    A mi me gustan mucho esas enormes llantas, y con tanto torque entregado, no creo que alguien quisiera perder el agarre en un giro.

  • 3VIL

    Me gusta, especialmente en cuanto a lo mecánico.

  • jose manuel cordero de jesus

    No se por que se refiren de absurdo por la potencia de 455CV. A un 3 litros con tres turbo tiene una potencia de 381CV impresionante por parte de un diesel,mientras G-POWER es un preparador extremo le saca 455CV eso es exepcional!! sindo un diesel.No veo lo absurdo en eso….

  • $$$

    Esos rines se le ven mejor a este.

    • AndresDiseñoKoDo

      totalmente de acuerdo $$$, o al Concept car Porsche Mission E…Saludos

  • ADN

    Entonces esos mismos 455 CV pueden extraerse del M550d xDrive.

    Me gusta mas pensar en esa preparación que en la del X6, que ya es feo de fabrica y ahora lo es más.

  • SLE96

    Como titula el articulo: Absurdo