comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

3 MIN

Nissan prostituye a dos de sus iconos con el Patrol NISMO

nissan-patrol-nismo-portada

No os quepa duda, el Nissan Patrol es un icono del mundo todoterreno. Una máquina que cimentó su reputación en su fiabilidad y dureza: aún algunos destacamentos de la Guardia Civil usan hoy en día estos todoterreno con todas las letras. La última generación del Patrol es un SUV, ya no es un todoterreno. Una máquina lujosa y pesada, calzada con un V8 de gasolina y 5,6 litros de cilindrada, vendida exclusivamente en países de Oriente Medio. Nissan prostituye su legado un poco más con el lanzamiento de una versión NISMO del Patrol.

Nada es ya sagrado

Los únicos Nissan actuales que merecen el apellido NISMO son los 370Z y los GT-R R35.

El Nissan Patrol NISMO es un despropósito. Consigue quitar al Patrol los pocos genes de todoterreno que le quedaban, y lo convierte en una máquina cuyo territorio favorito será el aparcamiento de los centros comerciales de Dubai y la Sheikh Al-Zayed Road - la carretera que conecta los emiratos de Dubai y Abu Dhabi. Para empezar, fijaos en su kit de carrocería. El frontal estrena un paragolpes con tomas de aire de color rojo y un diseño más agresivo, además de una calandra oscurecida en la que se enmarca el logotipo de NISMO.

En el lateral me llaman la atención las salidas laterales de ventilación, pintadas en color rojo, un accesorio más propio del Norauto que de NISMO. Las llantas Rays tienen ahora 22 pulgadas de diámetro, equipadas con neumáticos de perfil bajo que anulan toda capacidad todoterreno que aún quedase en el Patrol. En su zaga han instalado un spoiler - sobre el portón del maletero - y un difusor trasero de color negro, dicho sea de paso, decorativo. El nuevo sistema de escape asoma con sus dos colas cromadas.

NISMO va camino de convertirse en un simple acabado más en la gama de Nissan.

El interior del Patrol NISMO es... confuso. Trata de ser un coche lujoso y racing al mismo tiempo, logrando ser ninguna de las dos. Nissan no ha quitado las molduras de madera o los amplios asientos, lo único que ha hecho es montar un cuentavueltas de color rojo, unos ribeteados con la palabra NISMO en los asientos y detalles como una marca roja que denota la posición central del volante. A nivel prestacional, el motor 5.6 V8 recibe 28 CV extra, llegando a los 428 CV de potencia, sin un efecto apreciable en las prestaciones.

Este incremento de potencia se logra mediante la electrónica y un nuevo sistema de escape. El Nissan Patrol NISMO jamás debería haber sido lanzado, y menos en un circuito junto al 370Z NISMO y el GT-R NISMO. NISMO va camino de convertirse en un simple acabado, alejado del mítico y exclusivo preparador que era hace unos años.

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: autoevolution En Diariomotor: