CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Utilitarios

5 MIN

MINI Cabrio 2016: las 7 claves del MINI más exclusivo y desenfadado

David Villarreal | @davidvillarreal | 23 Oct 2015
mini-cabrio-2016-58
mini-cabrio-2016-58

Cuando apenas acabamos de ponernos el abrigo, llega la marca MINI para presentarnos la última generación de su descapotable de cuatro plazas, el MINI Cabrio 2016. Lo cual tampoco quiere decir que sea un momento para hacerlo, si nos atenemos a la cualidad de ser funcional descapotado durante todo el año que anuncia la marca, y al hecho de que aún tengamos que esperar - probablemente hasta comienzos de 2016 - para asistir a su lanzamiento. Si tuviéramos que resumir en muy pocas palabras las novedades que presenta este nuevo MINI Cabrio, y como ya estarás suponiendo, bien podríamos utilizar los argumentos ya utilizados en el resto de la gama MINI: estamos ante un MINI Cabrio más grande, más tecnológico, más práctico y más eficiente. ¿Seguirá siendo uno de los descapotables más divertidos, desenfadados y, en cierta medida, exclusivos, de su categoría?

1. Inconfundible diseño MINI.

Contémplalo con detenimiento. Sigue siendo MINI, sin más. Su diseño es prácticamente el mismo que ya viéramos en la nueva generación del MINI de 3 puertas, con parrilla más ancha y generosa, capó prominente, y sus característicos faros redondos. El toque diferenciador, obviamente, lo apreciamos en su techo de lona.

En cifras exactas, este nuevo MINI Cabrio 2016 es 98 milímetros más largo, 44 milímetros más ancho y 1 milímetro más alto que su predecesor. Las vías han crecido 42 milímetros delante y 34 milímetros detrás, y su distancia entre ejes 28 milímetros.

137
FOTOS
VER TODASVER TODAS

2. Hablemos de su techo.

El MINI Cabrio 2016 contará con un techo de lona que se abre y se cierra, junto con las ventanillas laterales, en solo 18 segundos. Todo el proceso - completo - lo realizaremos al toque de un botón, mediante un sistema eléctrico. Esta maniobra puede realizarse en movimiento, a velocidades de hasta 30 km/h. Otro detalle interesante está en una función de apertura intermedia, en la que el techo se abre únicamente 40 centímetros. Esta función de techo corredizo puede activarse a cualquier velocidad. En la fotografía inferior se aprecia perfectamente cómo quedaría este MINI con el techo entreabierto, en modo techo corredizo.

3. Descapotado todo el año.

La filosofía de MINI es ofrecer un descapotable apto para viajar - descapotado, obviamente - todo el año. Para ello contará con la posibilidad de equipar climatizador bizona, asientos calefactados, un cortavientos (que se instala en las plazas traseras), e incluso el sistema - una frikada - Always Open Timer, un contador que registra cada minuto que conducimos con el techo abierto. Si optamos por el equipo de entretenimiento, también gozaremos de la aplicación Streetwise, que ha sido programada específicamente para este MINI Cabrio con una función que nos avisará si está previsto que llueva en nuestro viaje, antes de que comience a llover.

4. Un maletero aceptable, más amplio que en su predecesor.

Al contar con un techo de lona, y requerir de un sistema de apertura y cierre de este, y un lugar para plegarlo, el espacio de carga del maletero y su accesibilidad quedan muy penalizados con respecto a cualquier otro MINI. Este MINI Cabrio goza de una tapa de maletero pequeña, no un portón, pero aún así ofrece una capacidad de carga de 215 litros (con capota cerrada), muy superior a los 160 litros de su predecesor. También cuenta con la posibilidad de transportar objetos más largos, abriendo un espacio entre el maletero y el habitáculo.

5. Habitáculo más tecnológico y de calidad.

Como en el resto de la nueva generación MINI, no falta su equipo de entretenimiento central (la instrumentación la encontramos en el lado del conductor), dotado de servicios conectados de muy diversa índole. MINI asegura que la calidad de los acabados y los materiales ha mejorado sustancialmente, algo que ya apreciamos también en la última oleada de productos MINI.

6. Motores.

Llegará a los concesionarios con tres combinaciones mecánicas, que más adelante irán ampliándose.

MINI Cooper S Cabrio: motor de gasolina, cuatro cilindros, 192 CV de potencia.
MINI Cooper Cabrio: motor de gasolina, tres cilindros, 136 CV de potencia.
MINI Cooper D Cabrio: motor diésel, tres cilindros, 116 CV de potencia.

7. Personalización.

Como no podía ser menos, el MINI Cabrio contará con un sinfín de posibilidades a la hora de personalizar nuestro coche. La más personal de este descapotable, sin duda, será la de configurar una capota de lona negra con la imagen tejida de la bandera Union Jack. Muy british, sin duda...

Fuente: MINI