Dodge Viper GTS/R Concept (2000): el Viper de fibra de carbono que quiso escapar a las calles

 |  @sergioalvarez88  | 

Corría el año 2000 – no parece lejano pero han pasado 15 años desde entonces – y Dodge presentaba en el NAIAS de Detroit un prototipo que dejaba boquiabierto al mundo. Se trataba del fantástico Dodge Viper GTS/R Concept, una máquina plenamente funcional que se había escapado desde los circuitos a las calles de Detroit para enseñarnos la dirección estilística que seguiría el Dodge Viper de segunda generación. Una máquina que hemos querido recuperar, ahora que el futuro de la serpiente más venenosa de Detroit está en tela de juicio.

Fue diseñado a finales de 1999 por Osamu Shikado, con el objetivo de presentar un producto muy agresivo.

En tela de juicio, por no decir sellado. La UAW – el sindicato automovilístico de EE.UU. – revelaba que en un acuerdo con FCA para 2017 se cerraría la pequeña fábrica donde los Viper se construyen de forma artesanal. El fin para un mito que este prototipo contribuyó a crear. No debemos confundir al GTS/R Concept con el Viper GTS-R de competición, del que se deriva esta espectacular máquina. Su carrocería anticipaba detalles que veríamos en el Viper lanzado en 2002, como su calandra en cruz, sus ópticas rasgadas o sus aletas.

Un enorme spoiler y un difusor de competición adornaban la zaga del coche, mientras que el techo fue recortado ligeramente: su altura era de sólo 1,19 metros. Una carrocería que estaba completamente construida en fibra de carbono, con el objeto de hacer al coche lo más ligero posible. Una toma de aire situada sobre el techo, una pintura roja con franjas plateadas y un depósito de combustible de competición completan el pack de impacto visual, siendo este último visible a través del cristal trasero.

En la filosofía de Viper no hay un sustituto para las altas dosis de cilindrada.

En el interior de esta máquina única – y completamente funcional – se nos revelaban las líneas que el interior del Viper tendría en un futuro. Más amigable, pero igualmente espartano y sencillo. Los asientos eran derivados directamente de competición. También de la competición se deriva el sistema de lubricación por cárter seco del gigantesco motor que vivía en sus entrañas. Corrieron rumores de que el motor del Viper sería un nuevo V8, pero en Viper siguieron fieles a sus principios, con un enorme 8.0 V10 atmosférico.

Un motor robusto, con dos válvulas por cilindro y capaz de desarrollar 500 CV de potencia, ¡a sólo 4.000 rpm!. No es demasiada potencia específica, pero con un peso de sólo 1.476 kilos, 678 Nm de par motor y una caja de cambios manual de seis relaciones, el Dodge Viper GTS/R Concept era capaz de acelerar hasta los 96 km/h en sólo 3,8 segundos. Su velocidad máxima era superior a las 200 millas por hora, es decir, 320 km/h. Un delicioso aperitivo para un Viper de segunda generación memorable.

Fuente: AutoTrader
En Diariomotor:

Lee a continuación: El vídeo más americano que verás hoy: batalla a muerte entre los hermanos Hellcat y el Dodge Viper

  • AndresR52

    No se imaginan como marco mi infancia…