DRIVE PILOT y Active Lane Change: así funciona el piloto semi-automático del nuevo Mercedes Clase E

 |  @davidvillarreal  | 

La industria del automóvil sigue dando pasos, cada vez más importantes, hacia el advenimiento del coche autónomo. De momento es cierto que la ley no lo permite, más allá de soluciones semi-autónomas muy controladas, y de las pruebas que los fabricantes están llevando a cabo en las carreteras de muchos países europeos (incluyendo España). La técnica, mientras tanto, aconseja prudencia, hasta que la fiabilidad sea como mínimo cercana al 100%. Y es por eso que tecnologías, como la del piloto automático del Tesla Model S (en la calle desde hace unas semanas), o los nuevos DRIVE PILOT y Active Lane Change del próximo Mercedes Clase E, generan tanto interés, basándose en una automatización de los giros y los cambios de carril para efectuar adelantamientos.

¿En qué se basa DRIVE PILOT y Active Lane Change? Mercedes-Benz ha dado un paso adelante más allá de sus asistentes de control de crucero adaptativo, capaces de regular la velocidad con respecto a otros coches que nos preceden, y de pilotar el volante para realizar automáticamente los giros.

El siguiente paso de Mercedes-Benz ha sido introducir un automatismo que permitirá que el Mercedes Clase E realice las maniobras de adelantamiento automáticamente. En cualquier caso, esta función estará limitada a tramos de autovía y autopista, con dos o más carriles en nuestro sentido de la marcha, y velocidades entre 80 y 180 km/h.

¿Cómo adelantará automáticamente DRIVE PILOT?

1) Para proceder al adelantamiento, el conductor tan solo tendrá que seleccionar el indicador de giro durante más de dos segundos.
2) En ese momento, el coche analizará si Steering Pilot, el asistente de giro de Mercedes-Benz, está activado.
3) DRIVE PILOT comprobará que, según la información almacenada en el módulo de navegación de COMAND Online, nos encontramos en una vía con varios carriles en nuestro sentido de la marcha, como autovías y autopistas.
4) También se comprueba que la velocidad esté entre 80 y 180 km/h.
5) En ese momento, si el carril adyacente estará libre durante al menos 3 segundos, el Mercedes Clase E procederá automáticamente a realizar el adelantamiento.

En definitiva, este sistema dista mucho de poder ser clasificado como un sistema de conducción autónomo, y bien podría definirse como un piloto semi-automático, parecido al ya estrenado por el Tesla Model S. En cualquier caso, Mercedes-Benz sigue abogando por el estreno de soluciones semi-autónomas que consigan que el conductor pueda centrar su atención en el entorno que rodea a su coche, delegando la responsabilidad de ciertas tareas, más o menos incómodas, en la tecnología. Según Mercedes-Benz, el 15% de los accidentes que se producen en las carreteras alemanas, se producen entre dos vehículos que viajan en la misma dirección. De ellos, casi el 20% se debe a las maniobras de adelantamiento automatizadas por DRIVE PILOT.

El nuevo Mercedes Clase E llegará a los concesionarios en la primavera de 2016.

Fuente: Mercedes-Benz
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Por qué Mercedes-Benz ha apostado por sistemas de aire acondicionado basados en CO2?

Solicita tu oferta desde 45.700 €