¿En qué se parecen la pantalla de tu móvil y el parabrisas del Ford GT?

 |  @sergioalvarez88  | 

Las pantallas de algunos smartphone – cada vez más – están construidas en Gorilla Glass. Se trata de un tipo de cristal especial, fabricado por la empresa cristalera Corning en EE.UU. Este cristal es extremadamente resistente, y al mismo tiempo, ligero. Actualmente, BMW lo usa en la ventanilla trasera del i8. Ford estaba valorando su uso de forma masiva, buscando un necesario ahorro de peso. Ford ha anunciado que el parabrisas del nuevo Ford GT estará fabricado en un híbrido de cristal templado y Gorilla Glass.

Los fabricantes de coches van cada vez más lejos para ahorrar unos kilos, en pos de la eficiencia energética.

Aunque las piezas acristaladas resultantes serían más caras, también lo serían mucho más ligeras. La aplicación de este cristal en la industria automovilística es anecdótica debido a su coste, pero su combinación con láminas de cristal convencional mantendría los costes a raya, reduciendo el peso de las piezas de forma considerable. El Ford GT es el escaparate tecnológico de los de Dearborn para los próximos años, un coche que a pesar de aún no haber llegado a producción, nos ha cautivado con su diseño y legado.

Será el primer coche en estrenar un parabrisas compuesto por un híbrido de cristal templado y Gorilla Glass. Concretamente, estará construido en tres capas: una capa exterior de cristal convencional recocido, una capa intermedia de termoplástico con absorción de sonidos y una capa interior de Gorilla Glass. Un parabrisas normal tiene un grosor de unos 6 milímetros, y el parabrisas del Ford GT tiene un grosor de entre 3 mm y 4 mm. Es entre un 25% y un 50% más delgado, además de un 32% más ligero.

Un coche como el Ford Mondeo podría ser hasta 10-15 kilos más ligero si todos sus cristales fuesen híbridos.

Esta combinación de cristales se usará también en el cristal que cubre el motor. En conjunto, se ahorran 5 kilos de peso. Es un ahorro bajo, pero debemos tener en cuenta que el GT es un coche con poca superficie acristalada. Un coche convencional como el Ford Mondeo podría adelgazar hasta 15 kilos con una dieta de Gorilla Glass. Aunque el Ford GT sea el escaparate de esta tecnología, futuros productos de Ford irán implementando este tipo de cristal híbrido y las economías de escala irán reduciendo el coste individual.

Lo mismo ocurrió con la fibra de carbono en BMW. Comenzó con los i8 e i3, y ahora el Serie 7 tiene ya parte de su chasis compuesto de una aleación de fibra de carbono y polímeros plásticos. Las economías de escala harán que el futuro Serie 5 también tenga una estructura similar, y en unos años, llegará a las marcas generalistas. La próxima vez que toques la pantalla de tu teléfono – quizá en este mismo instante – piensa que estás tocando el futuro de las superficies acristaladas en la industria del automóvil.

Fuente: Ford
En Diariomotor:

Lee a continuación: El triste destino de un Ford GT confiscado en Israel