BMW M3 RS E9X: G-Power no se olvida de los E92 y la potenciación extrema

 |  @sergioalvarez88  | 

El BMW M3 E92 fue el último de los atmosféricos en BMW Motorsport. El coupé de BMW no era un muscle car, su V8 de 4,0 litros era capaz de girar a más de 8.250 rpm, con una potencia de nada menos que 420 CV. El preparador alemán G-Power se ha propuesto añadir una dosis extra de potencia a un M3 que aunque no se fabrique, tiene una legión de adeptos y una fuerte comunidad de respaldo. El G-Power M3 RS E9X es una máquina que casi dobla su potencia original. No, G-Power no se ha olvidado de los E92, os lo aseguramos.

Es el BMW M3 más potente jamás creado por G-Power, con una potencia que casi dobla a la original.

G-Power ha creado una larga saga de M3 con apellido “RS”, y este E9X es el más potente de todos. Al igual que otros R3, lleva un kit de sobrealimentación mediante el compresor SK III, desarrollado por ellos mismos. La potencia pasa de los 420 CV de serie a unos mareante 740 CV, y el par motor original de 400 Nm se transforma en 700 Nm. Toda la potencia se sigue canalizando mediante una caja de cambios manual de seis relaciones. Los registros prestacionales mejoran de forma considerable: el 0 a 100 km/h se hace en sólo 3,7 segundos.

Una mejora de 1,1 segundos sobre la cifra de serie, que se une a una velocidad punta de 340 km/h. Decididamente, no es un coche para los que sufren de corazón. Si esta potenciación – que también requiere un nuevo escape, una nueva ECU y refuerzos internos al V8 – no te parece suficiente, G-Power también ha aligerado el coche. Un kit de piezas fabricadas en fibra de carbono ha sido instalado en el coche. Por ejemplo, el capó, llamado “Carbon Venturi”. Un capó que cuenta con varias tomas de aire y sólo pesa 8,4 kilos.

El spoiler delantero – en el que se han taladrado huecos de refrigeración para los frenos – el alerón y el portón del maletero también son de fibra de carbono. El portón del maletero ahora pesa sólo 5 kilos. Otra pieza clave en el programa de adelgazamiento de este M3 es su sistema de escape. Fabricado íntegramente por G-Power, desde los colectores de escape hasta los colines es de titanio puro, y cuenta con dos catalizadores deportivos que apenas restringen el flujo de gases. La dieta total de este M3 le ha hecho adelgazar 26 kilos.

Un equipo de frenado Brembo de alto rendimiento y unas llantas de 19 pulgadas con neumáticos deportivos cierran un pack muy interesante, que desearíamos disfrutar sin límites en circuito.

Fuente: GTSPirit
En Diariomotor:

Lee a continuación: Compra un BMW M3 de gerencia y descubre que el culpable de sus defectos… es Jeremy Clarkson

  • Indan

    Eso no es gamberrada, es vandalismo.
    Y el tema de la policía belga es para análisis.