BMW presenta un sistema para aparcar tu coche como un Jedi (y ya estás deseando tenerlo en tu coche)

 |  @davidvillarreal  | 

Olvídate de mirar por el retrovisor, girar el volante, meter marcha atrás, o engranar primera, para aparcar tu coche o salir de un aparcamiento. El futuro ya está aquí. En la calle ya tenemos a un BMW Serie 7 que es capaz de introducir y extraer un coche del aparcamiento con el conductor fuera, para acceder con mayor comodidad al coche, y controlar la situación desde el exterior, manejando el coche desde una llave – mando que nada tiene que envidiar a un smartphone de última generación. Pero BMW ha querido ir mucho más allá, y acaba de presentarnos un sistema que nos permitirá aparcar el coche ¡como un Jedi! Lo único que tendrás que hacer es empujar, o tirar del coche, sin tocarlo, haciendo gestos como el que ves en la imagen superior en la distancia.

El conductor podrá aparcar su coche desde el exterior como un Jedi, indicándole que se introduzca en el aparcamiento, o salga de él, describiendo movimientos con su mano.

Esta idea brillante de BMW se llama Gesture Control Parking y funcionaría de la siguiente manera. El conductor se bajaría del coche junto a un aparcamiento, y desde el exterior, indicaría al coche las maniobras necesarias para introducirse en ese espacio. Hablamos de maniobras para “tontos”. Es decir, el conductor que desde el exterior indica como debe introducirse el coche, en este caso un i3, en el aparcamiento, no ha de precisar las maniobras. El coche ya se encargará automáticamente de engranar marchas, de los giros necesarios describiendo un semicírculo, y de no chocar con los coches que tengan a uno y otro lado.

Cuando la maniobra termine, el coche apagará el motor, y se cerrará automáticamente. Para extraer el vehículo, la maniobra será similar, el conductor se colocará detrás del coche, y como un auténtico Jedi, tirará de él en la distancia para que este salga de su aparcamiento.

¿Y cómo funciona esta tecnología?

El BMW i3 presentado en el CES 2016 con este sistema equipa un sistema de automatización de maniobras de aparcamiento algo más avanzado que los que ya ofrecen muchos coches modernos. La gran diferencia está en que ha sido dotado con una sincronización con smart watch que permite establecer una conexión inalámbrica entre el i3 y el reloj para realizar estas maniobras.

Tal vez estés pensando que esta tecnología, lejos de simplificar la maniobra de aparcamiento, la complica. Una acción que podríamos realizar en dos segundos, puede alargarse un poco más por el mero hecho de que tengamos que bajar del coche y supervisar como este se aparca automáticamente. Y tienes toda la razón del mundo, porque el verdadero bombazo de esta tecnología no está en ahorrarnos tiempo en aparcamientos exteriores, sino en su practicidad a la hora de aparcar el coche en plazas muy estrechas, o en sincronizarlo con un garaje particular.

Y es que la gran ventaja de este sistema está precisamente en que técnicamente podríamos aparcar el coche en una plaza tan estrecha que, de hacerlo manualmente, no nos permitiría salir del coche. Es cierto que esto no podrá aplicarse en aparcamientos compartidos con otros coches sin este sistema, puesto que no dejaremos a otros conductores entrar y salir de su coche. ¿Pero y si lo aplicásemos a un garaje privado?

Imagina que tienes un garaje privado con una anchura en torno a los 4 metros, en el que hasta ahora solo podías aparcar un coche y una bicicleta. Con esta tecnología y la ya estrenada por el BMW Serie 7, técnicamente podrías aparcar dos coches, un BMW Serie 7 y un BMW i3.

Esta tecnología incluso permitiría su integración con el portón del garaje, para que en el momento en que lo abramos, o lo solicitemos desde nuestro teléfono móvil, o nuestro reloj, el i3 sepa que vamos a por él y automáticamente salga del garaje, como si de un aparcacoches se tratase.

Fuente: BMW
En Diariomotor:

Lee a continuación: Así es el nuevo BMW i Vision Future Interaction: porque el mundo necesita un BMW i8 descapotable

El BMW i3 permite instalar un extensor de autonomía a gasolina para aumentar el alcance hasta los 450 Km según el ciclo NEDC. La gama 2018 se enriquece con la llegada de las versiones "S" con 184 CV y mejores prestaciones, además de recibir modificaciones en estética y equipamiento en todos.

Ver todos los comentarios 0

El BMW i3 permite instalar un extensor de autonomía a gasolina para aumentar el alcance hasta los 450 Km según el ciclo NEDC. La gama 2018 se enriquece con la llegada de las versiones "S" con 184 CV y mejores prestaciones, además de recibir modificaciones en estética y equipamiento en todos.