No es un Captur, es el nuevo Renault Scénic: las 4 claves del monovolumen con espíritu de SUV

 |  @davidvillarreal  | 

Con ustedes el nuevo Renault Scénic. El monovolumen compacto por excelencia de Renault, el Scénic, se actualiza por completo 20 años después del lanzamiento de su primera generación. Desde entonces, el Scénic ha asistido a una auténtica revolución en su segmento, al auge de los monovolúmenes compactos, y a la pérdida de terreno e importancia a la que se vieron relegados con el auge de los SUV. Por lo tanto, no nos extraña absolutamente nada que este Renault Scénic se haya nutrido, en lo estético, de un crossover como el Renault Captur, y aún menos que Renault haya jugado la baza de la dualidad para ofrecernos un monovolumen compacto con ciertos detalles que podrían recordarnos a los de un SUV. ¿Pero cuáles son las 4 grandes bazas de este Renault Scénic?

1. El Renault Scénic se define como monovolumen (pero Renault lo ha diseñado como un crossover).

Sin ser un SUV, Renault ha querido trasladar la estética de los SUV a su nuevo monovolumen. No es una opinión nuestra, es un hecho. Renault ha abogado por un diseño de cintura alta y ancha, que eleva la superficie acristalada lateral y aumenta la superficie de carrocería y metal de su línea. Para más inri, han buscado condimentar su diseño con un formato bitono, que marca una clara diferencia entre el techo y el resto de la carrocería. A eso le añadimos una parrilla generosa, unos bajos marcados, y tenemos un monovolumen con un aspecto muy parecido al del Renault Captur, o incluso el Kadjar.

La consecuencia de este diseño de cintura alta no es otra que el hecho de que unas llantas de poco diámetro puedan quedar ridículas, en comparación. Tal vez por eso Renault haya apostado por unas llantas – agárrense a sus asientos – de 20″ de serie en toda la gama. Repetimos: llantas de 20″ de serie en toda la gama. Y no parece que nosotros nos hayamos equivocado leyéndolo, ni que la nota de prensa tenga una errata.

2. El Renault Scénic será el laboratorio de pruebas de un nuevo diésel híbrido.

La gama de motores del nuevo Renault Scénic contará con motores para todos los gustos, y para todos los bolsillos. Se comercializará con dos motores TCe de 115 y 130 CV con cambio manual, y con un total de seis combinaciones diésel en las que habrá sitio para los dCi de 95 CV, de 110 CV (manual y automático), de 130 CV, de 160 CV (con cambio de doble embrague EDC), e incluso un modelo con asistencia híbrida.

Renault no ha detallado demasiado los aspectos de este nuevo diésel híbrido, pero ya podemos ir anticipando algunos detalles. El Renault Scénic Hybrid Assist contará con un motor dCi de 110 CV y cambio manual, asociado a una instalación eléctrica de 48 voltios y un motor eléctrico capaz de recuperar energía de las frenadas y la retención del motor.

El Hybrid Assist llegará a los concesionarios a finales de 2016, y también se introducirá en la gama Mégane y Mégane Sport Tourer a comienzos de 2017.

3. Más tecnología.

El Renault Scénic heredará las tecnologías de su hermano pequeño, el Mégane. Hablamos de una pantalla vertical en el salpicadero de 8,7″, a modo de tablet. Hablamos de un alto grado de conectividad, de modos de conducción (Renault Multi-Sense), Head-Up Display, equipos de sonido opcionales Bose Surround Sound, control de crucero adaptativo (ACC), frenada de emergencia automática con detección de peatones a velocidades entre 7 y 160 km/h, cámara de aparcamiento, conexión automática de faros de largo alcance, sensores de aparcamiento traseros, delanteros y laterales, etcétera, etcétera.

4. Gran habitabilidad.

Aunque de puertas para fuera te parezca un crossover, el Renault Scénic sigue siendo un monovolumen compacto, y como tal, por encima del diseño, ha de primar el espacio y la versatilidad. Renault ha logrado que el nuevo maletero alcance un volumen homologado de 496 litros, un incremento de 26 litros sobre el Scénic comercializado hasta ahora.

En todas las versiones, el Renault Scénic contará con respaldos traseros abatibles en dos piezas 60/40, y con la posibilidad de que la banqueta se divida en esas dos piezas y pueda correrse ligeramente hacia delante y hacia atrás, aumentando la carga del maletero o, en el sentido contrario, aumentando el espacio para las piernas de los pasajeros.

También contará con multitud de soluciones de almacenamiento a bordo, incluido un cajón con capacidad para 11,5 litros a modo de guantera y otras soluciones que aumentarían el volumen para objetos pequeños a bordo hasta los 38,5 litros.

Un último dato. Antes del verano conoceremos al nuevo Renault Grand Scénic, la versión de siete plazas de este monovolumen. Y ambos, Scénic y Grand Scénic, llegarán a los concesionarios tras el verano.

Fuente: Renault
En Diariomotor:

Lee a continuación: Renault Scénic, estos son tus rivales: los 5 monovolúmenes más vendidos de España

Solicita tu oferta desde 15.700 €
  • Nano

    20″ si lo hace el grupo VAGsura seguro que sería todo un acierto y una obra de arte, como lo hace Renault el titula (¿estamos locos o que ?), me tenéis muy arto sois un pelin lame cu…. Me parece la prensa del motor en este país. He dicho todos.

    • Nano, lo haga la marca que lo haga, si un monovolumen compacto se comercializa de serie con llantas de 20″ diremos que nos sigue pareciendo una locura. Porque lo es.

      Otra cosa es entender por qué sucede esto, lo cual ya explicaremos con más detenimiento en los próximos días.

      • Nano

        Villa tienes razon, pero antes de criticar algo explicar el por que de ello. Son llantas como las del Renault Eolab grandes pero estrechas seguramente.

  • Joel David Riobueno Herrera

    hermoso. me gusta mucho, incluso mas que el space! los las llantas de 20″, pues la gente de FCA, especificamente hizo lo mismo con su difunto caliber, usaban de serie 19″ y opcionales 20. asi que eso no me extraña…sera costoso el mantenimiento pues si, como todos los renault.

  • Miguel serrano

    Lo de las llantas de 20, puede ser una locura, pero si una gran parte del pastel son ventas que al fin y al cabo, “entran por los ojos” pues acaba siendo una decisión lógica para el fabricante, cuestiones de rendimiento y costes de mantenimiento a parte. Por otro lado, a aquellos que nos gusta el “motorsport” puede venirnos bien que se acaben generalizando este tipo de gomas aún en coches de calle, pues esto implica que cuanto más comunes sean, más baratas serán, por lo que serán más accesibles para su disfrute, especialmente en segundos coches dedicados fundamentalmente al ocio (a quemar goma en track days y puertos, vamos).

    Acordaos cuando una 205 era una goma para un coche con clase y costaba un ojo de la cara, y ahora es el estándar más normal especialmente en berlinas de acceso…

    Esto es mi reflexión, ahí queda

    11marks.blogspot.com

  • Txesz

    Lo del asiento trasero 60/40 estábien , pero hubiese preferido 3 butacas individuales, cada una con sus reglajes propios.

  • Germán Medina Pérez

    Sería el único monovolúmen que compraría. Muy acertado para las tendencias actuales. Bien por Renault, aunque el frente sea demasiado parecido a sus hermanos, podrían tener mas personalidad cambiando ligeramente algunos elementos.