Lamborghini Centenario: 4 agradables sorpresas y la gran decepción del Lamborghini más deportivo jamás creado

 |  @davidvillarreal  | 

Lo mire por donde lo mire me encanta. El Lamborghini Centenario (ver ficha del Lamborghini Centenario 2016) tiene todo lo que debería tener un Lamborghini. Es impresionante, goza de un aspecto apabullante, es el modelo más potente de la gama, es V12 ¡y atmosférico!, tiene puertas de tijera, mejor relación entre potencia y peso que un Aventador SV, unas prestaciones de escándalo, y un trabajo dinámico y aerodinámico, y de puesta a punto, pensado para maximizar su rendimiento en circuito. No sabemos si Lamborghini tendrá pensado enfrentarlo a tal hazaña, pero no dudamos que sería capaz de mejorar los tiempos del Lamborghini Aventador SV en Nürburgring. El Lamborghini Centenario nos ha encantado por 4 agradables sorpresas, pero también una enorme decepción, que hace que no podamos evitar sentir incluso algo de pena por el destino de este deportivo tan especial. Tan especial como para conmemorar los cien años que en abril hubiera cumplido Ferruccio Lamborghini.

1. El V12 atmosférico más potente de Lamborghini.

Increíble es poco. Lamborghini ha conseguido extraer 770 CV de potencia, a 8.500 rpm, de su motor V12 atmosférico de 6.498 cm3. Es el mismo motor que entrega 700 CV en el Lamborghini Aventador LP700-4. El mismo que entrega 750 CV en el Lamborghini Aventador Superveloce LP750-4. Y lo más importante es que para conseguirlo no ha habido necesidad de turbo. A diferencia del Superveloce, que corta inyección a 8.500 rpm, el nuevo Lamborghini Centenario hace lo propio a 8.600 rpm. Lamborghini aún no ha detallado si se han aplicado otras soluciones técnicas para mejorar las prestaciones de este motor.

2. La mejor relación peso / potencia de la gama Lamborghini.

Así es. Con más potencia, el Lamborghini Centenario es también más ligero que el Lamborghini Aventador SV. El Centenario marca en báscula, en vacío, 1.520 kilogramos, frente a los 1.525 kilogramos del Superveloce. Una diferencia que por insignificante que parezca ya consigue que la relación entre peso y potencia sea de 1,97 kilogramos/CV para el Centenario y de 2,03 kilogramos/CV para el Aventador SV.

3. Unas prestaciones de escándalo, ligeramente superiores a las del Aventador SV.

El Lamborghini Aventador Superveloce es el pariente más cercano del Centenario. Sus cifras de prestaciones también lo atestiguan. Ambos superan los 350 km/h, aceleran de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, de 0 a 200 km/h en 8,6 segundos y se detienen por completo desde los 100 km/h en 30 metros. En el 0 a 300 km/h vemos la única diferencia entre uno y otro, mientras que el Aventador SV tarda 24 segundos, el Centenario hace lo propio 5 décimas de segundo menos.

4. Un deportivo aún más trabajado en aspectos dinámicos y aerodinámicos.

Nos congratulaba saber que el Lamborghini Centenario gozará de la aerodinámica más trabajada en un Lamborghini hasta la fecha. O al menos eso nos cuentan desde Sant’Agata. Para ello contará, entre otras cosas, con un gran alerón que cuenta con capacidad para elevarse hasta 15 centímetros, y oscilar su inclinación en 15º, para adaptarse a las condiciones de la conducción.

Lamborghini también nos sorprendía con una solución cada vez más común en deportivos y superdeportivos, un eje trasero direccional que junto con un sistema LDS (Lamborghini Dynamic Steering) tarado específicamente para este coche, facilita las maniobras a baja velocidad con un leve giro del eje trasero, y aumenta la estabilidad a gran velocidad en el paso por curva.

La gran decepción: un deportivo diseñado para los circuitos que acabará oculto en museos privados.

Aún así, y pese a todo lo dicho hasta el momento, el Lamborghini Centenario también nos ha decepcionado enormemente. Y nos ha decepcionado por la certeza de saber que el Lamborghini más capaz, más increíble, más rápido, y mejor diseñado para los circuitos, acabará muy probablemente relegado – cual león enjaulado en un zoo – a ver pasar sus días en un garaje, o en una colección privada, para que dentro de unos años veamos cómo se subastan unidades impolutas, y prácticamente vírgenes, en pujas que alcanzan cifras varias veces superiores a los 1,75 millones de euros (antes de impuestos) que pagarán por él.

Alrededor de los 400.000 euros, y con 600 unidades fabricadas, era de esperar que muchos Lamborghini Aventador Superveloce acabasen escondidos, pero también que muchos se dejen ver en concentraciones, en exclusivas tandas de superdeportivos, en días de puertas abiertas en circuitos, o aparcados en Puerto Banús.

Pero sabiendo que del Lamborghini Centenario solo se fabricarán 20 unidades con carrocería Coupé, y 20 unidades con carrocería Roadster, y que las 40 ya se han agotado, mucho nos tememos que el futuro de este deportivo estará, salvo alguna honrosa excepción, lejos de la calle, y lejos de los circuitos para los que fue concebido.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Las 7 claves del Lamborghini Centenario V12 de 770 CV: todo lo que necesitas saber del Lamborghini más increíble jamás creado

  • 3VIL

    Un auto espectacular y aún de aspiración natural, ojalá y estos autos nunca desaparecieran.

  • Nico D´Pavez

    Los especiales de Lamborghini corren la misma suerte, ya que siendo sinceros, no todos los millonarios son tan buenos pilotos como para lucirse en ´pista con una inversion de 1.75 millones. Recordar que paso lo mismo con el Reventon (40 unidades tambien), el Veneno, el Sesto Elemento o el Aventador J. Piezas de museo, solo que privados…

  • Baltasar

    Duele a la vista.

    Saludos