comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Renault

7 MIN

El nuevo Renault Scénic equipa de serie llantas de 20": ¿nos hemos vuelto locos?

renault-scenic-2016-llantas-20-pulgadas-07

Sin lugar a dudas ha sido una de las sorpresas que nos ha dejado el Salón de Ginebra. Renault presentaba por todo lo alto a su nuevo monovolumen, el Renault Scénic 2016, con un aspecto imponente, una estética muy crossover y un detalle que seguro no pasará desapercibido, el nuevo Renault Scénic se comercializará de serie con llantas de 20 pulgadas. Y no habrá más medidas disponibles. ¿Nos hemos vuelto locos? Te explicamos las razones que han llevado a Renault a tomar esta decisión, y sus consecuencias, en 6 puntos muy concretos.

1. La única razón, la estética.

Para entender por qué un fabricante como Renault ha optado por una medida única, y una llanta con un diámetro de tal calibre para un monovolumen compacto y aparentemente modesto, hemos de comprender que las llantas grandes venden, y atraen al cliente. Venden porque hacen que el aspecto de un coche gane enteros, luzca más escultural, más agresivo y, sobre todo, porque probablemente ese sea el quid de la cuestión, encaje mejor en líneas estéticas que abogan cada vez más por la estética SUV, por la cintura alta.

En su versión más básica, el Renault Mégane goza con llantas de acero de 15 pulgadas. Puede resultar exagerado, y entendemos que esa versión - la Life - será la menos demandada por el cliente, de manera que encontrarnos con un Mégane de última generación con llanta de acero sea hacerlo con una rara avis. Pero incluso el Renault Mégane GT cuenta de serie con llantas de 17" y, solo opcionalmente, podremos adquirirlo con llantas de 18".

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

2. Se diseñan coches que piden a gritos llantas más grandes.

En sus propios comunicados Renault reconoce que las llantas de 20 pulgadas encajan mejor en el diseño del nuevo Scénic. Si desde el principio hemos opinado que el nuevo Renault Scénic gozaba de un aspecto más SUV, y menos monovolumen, no ha sido por tomarnos una licencia apelando a su gran parecido con el Captur. El hecho de que Renault haya optado por un diseño de cintura alta, un frontal prominente, voladizos cortos, y unos pasos de rueda muy amplios, nos invitan irremediablemente a recordar que su aspecto se inscribe en algún punto intermedio entre lo que entenderíamos por un monovolumen y por un SUV.

El gran problema al que se enfrentan los fabricantes actualmente no es solo que nos hayamos acostumbrado a ver coches con llantas de gran tamaño, sino a que los coches modernos, por las tendencias seguidas por la mayoría de los diseñadores, y salvo honrosas excepciones, no quedan bien con llantas más pequeñas.

Al menos desde estas fotografías, no parece que las llantas de 20" desentonen demasiado en el aspecto del nuevo Scénic. Con eso debería bastar para hacernos reflexionar acerca del caso del Scénic. Os daré otro dato, el Audi Q7 - que es un gran SUV de gama alta - emplea de serie llantas de 18", aunque opcionalmente puedas equiparlo con llantas de hasta 21".

3. Más llanta no tiene por qué ser mejor, pero tampoco ha de ser necesariamente peor.

Renault asegura que la elección de llantas de 20 pulgadas estaba también justificada por cuestiones aerodinámicas. No solo hemos de tener en cuenta que Renault ha escogido unas llantas de gran diámetro, sino también con un perfil alto, y relativamente estrechas para su altura, con un tamaño único de 195/55 R20.

Una llanta más grande, y pesada, no contribuye al giro, y no solo por su peso, sino sobre todo por el momento de inercia. En cualquier caso, Renault asegura que la elección es óptima en tanto han optado por una banda de rodadura estrecha. También asegura que seguirán siendo confortables por gozar de un flanco con una altura de 107 milímetros, equivalente al de las llantas de 17" utilizadas por el Scénic 3 que le precede.

Renault lleva tiempo explorando la posibilidad de jugar con la anchura y la altura de la llanta, así como el perfil del neumático, para optimizar el rendimiento de sus coches, mejorar las prestaciones, y la eficiencia. Hace dos años probábamos un prototipo, el Renault Eolab, que empleaba llantas de 17", una anchura de 145 milímetros y serie 70 (es la relación entre la altura y la anchura de sección, una serie 70 indica que el flanco es realmente alto en proporción con la sección).

4. Hablemos de precios y disponibilidad.

Tomando la comparación del neumático 195/55 R20 con el 205/55 R17 de su predecesor que nos propone Renault, basta una búsqueda en cualquier comparador de neumáticos para percatarnos de que las diferencias de precios y disponibilidad son notables. Los fabricantes de neumáticos, especialmente los de gama alta, han expandido mucho su gama de neumáticos para satisfacer las necesidades de los clientes, y los fabricantes de coches. Aún así, la medida moderna sigue siendo rara en comparación con una 205/55 R17. Y las diferencias de precios también son importantes. Ya hemos visto casos con anterioridad similares al del Scénic, con neumáticos con medidas raras, como los equipados por el BMW i3.

Sabemos que no es lo habitual a la hora de decidir la compra de un automóvil, pero nuestro consejo para evitar sorpresas es comparar en diferentes talleres el presupuesto de un cambio completo de neumáticos con las medidas exactas, y a ser posible el mismo fabricante que el montado de serie, para hacernos una ligera idea de lo que nos costará en el futuro calzar a nuestro coche.

5. Una única medida, no un único diseño de llantas (pero casi).

Renault nos recuerda que la existencia de una medida única de neumáticos y llantas no impedirá que existan diferentes diseños. De momento hemos visto dos diseños de radios, en los que los pétalos y las inserciones interiores son diferentes. Es probable que próximamente, según se acerque su lanzamiento, Renault presente nuevos diseños, y sobre todo más posibilidades de personalización, por ejemplo en el color de los radios interiores.

6. ¿Qué nos depara el futuro?

El caso del Renault Scénic es solo el principio. En un futuro es probable que nos acostumbremos a ver llantas de diámetros similares, e incluso superiores, con una banda de rodadura más estrecha. También es probable que nos acostumbremos a ver llantas carenadas, e incluso dotadas de radios activos, capaces de abrirse y cerrarse para minimizar las turbulencias aerodinámicas y no comprometer la refrigeración de los frenos. El mismo prototipo Renault Eolab que probamos hace dos años, y que ya mencionábamos anteriormente, empleaba esta solución. Y Renault ya nos prometió que muchas de las soluciones aplicadas por ese prototipo acabarían llegando a la calle muy pronto.

Los rivales que encontrará el Renault Scénic en su lanzamiento

Fuente: Renault En Diariomotor:

Probando el neumático del futuro: más alto, más estrecho y con llantas que abren y cierran sus radios
Prueba del Renault Eolab: viajé al futuro, me gustó y regresé para contaros cómo será el Renault de la próxima década