Mercedes 190 E 2.6 Cabriolet (1990): el Clase C Cabrio que nunca llegó a ver la luz

 |  @sergioalvarez88  | 

Como ya sabéis, se acaba de presentar la nueva Clase C Cabriolet de Mercedes, que se pondrá a la venta en los próximos meses. Los Mercedes 190 E (caja W201) fueron los predecesores de la Clase C, los que verdaderamente estrenaron el concepto de berlina premium de dimensiones contenidas en Mercedes – de ahí su apodo de Baby Benz. Lo que quizá no sabías era que una versión descapotable del veterano W201 estuvo a punto de ser lanzada en el año 1990. ¿Por qué no vió finalmente la luz este antecesor del Mercedes Clase C Cabrio?

Con el lavado de cara de los Mercedes W201 en 1988, Mercedes valoró muy seriamente lanzar un cabrio asequible.

Los Mercedes 190 E eran los Mercedes más baratos de la época. Fueron una caja increíblemente popular en nuestro país, y a punto estuvieron de recibir una versión descapotable. En el año 1990 Mercedes presentó en sociedad este prototipo funcional, que ahora mismo llena vuestras pantallas. Se trataba de una máquina completamente funcional, y estaba lista para ser producida en serie con el visto bueno de la directiva de Mercedes. Como podéis intuir, tal cosa no llegó a suceder. Otros planes se interpusieron en el camino.

Y esos planes respondían al nombre de W124. La Clase E de la época estrenó en 1992 su flamante versión descapotable, de tamaño superior y motorizaciones de seis cilindros. El principal mercado de estos descapotables era Estados Unidos, y en aquél momento, los W124 eran más populares. La preferencia del público americano por los vehículos de mayor tamaño hizo que la propuesta de un W201 descapotable fuera desestimada. El único ejemplar producido se encuentra en propiedad de Mercedes, expuesto en su museo de Stuttgart.

Mercedes prefirió producir una versión cabrio de los W124, más grandes, lujosos y caros.

Era un coche realmente bonito y proporcionado. Los W201 son youngtimers preciosos, y la combinación de llantas y colores escogida para este descapotable era especialmente agraciada. Llantas de 15 pulgadas de aleación – procedente de la línea Sport de los W201 – y una carrocería en color azul claro, se unían con un habitáculo de cuatro plazas reales, forrado en cuero de color azul. De longitud prácticamente idéntica a un 190 E de cuatro puertas, poseía una elegante capota de lona para cerrar el habitáculo.

Esta capota quedaba totalmente oculta a la vista cuando el coche estaba circulando a cielo abierto, y era de accionamiento eléctrico. El motor escogido para este descapotable era el tope de gama de los W201 – sin irse a los Cosworth. Conocido como “V16” internamente, este 2.6 de seis cilindros en línea era capaz de desarrollar unos muy correctos 166 CV de potencia atmosférica y estaba asociado a una caja de cambios automática de cuatro relaciones. ¿Qué os parece este 190 E Cabriolet? ¿Habría tenido éxito?

En Diariomotor:

Lee a continuación: Morgan celebra los 80 años de su emérito 4/4 con una edición especial

  • Madagascar

    Muy elegante y bonito y comparto vuestra opinión con la elección de combinaciones de colores del coche. Una lástima que no se fabricara. Un saludo.

  • X 2.0

    Muy bonito y elegante, añoro mucho este tipo de Mercedes Benz, me gustaría probar algún dia el 190, no he tenido nunca oportunidad de conducir o montar en uno.

  • Eduardo

    Ahora es la primera vez que va a haber una clase C cabrio, pero habría que decir que tanto los CLK como el último E coupé estaban construidos sobre la base pequeña de Mercedes.