Definición de felicidad: este Ferrari F40, surcando pistas de esquí y derrapando en la nieve

 |  @sergioalvarez88  | 

A Day in The Life, es un corto que Red Bull Japan acaba de publicar hace apenas unas horas. Y podría resumirse en la definición de felicidad. Un corte de manga a todos esos coleccionistas que convierten a sus superdeportivos en reinas de garaje e instrumentos de inversión financiera, dejando que sus neumáticos y su aceite se pudran por no rodar. Un Ferrari F40 feliz, que se aventura fuera del asfalto, aterrorizando a los esquiadores del Ryuoo Ski Resort, calzado con enormes cadenas en sus rodillos traseros y neumáticos de clavos. Oh. Sí.

Fantásticos faros amarillos de competición, y una tienda de campaña montada sobre su techo. No te lo creerás hasta que lo veas.

Este Ferrari F40 pertenece a Takeshi Kimura, un adinerado aficionado a los superdeportivos y estilo de vida “de rico”. Alguien que al menos sabe conducir, y le da igual que el valor de mercado de su Ferrari ochentero es de cerca de un millón de euros. En este corto, se despierta, hace un breve desayuno, introduce su cassette favorito en la radio del coche y se hace a la carretera. ¿Cómo es posible irse de camping a la nieve en un F40? Simplemente cargando la baca con todos los bártulos necesarios. Así es como se hacen las cosas.

En la nieve, alquila unas cadenas para los enormes rodillos traseros, mientras que el eje delantero está calzado con neumáticos de clavos. Con una buena tracción, incluso un superdeportivo tan analógico como el Ferrari F40 es capaz de surcar la nieve sin dificultades, subiendo pendientes más que considerables. Los ecos del motor 2.9 V8 de 478 CV resuenan en el bosque nevado, sin un alma a la vista. Cae la noche y es hora de acampar. Un camping gas, una sillita, unos noodles… y a dormir. ¿O quizá no tan pronto?

Los enormes faros amarillos de su frontal se encienden y comienza una furiosa sesión de derrapes en una pista de esquí completamente vacía, con el piloto bañado por la tenue retroiluminación verde de la instrumentación del F40. Aunque no hemos estado allí, el vídeo transmite a la perfección las sensaciones que el piloto ha vivido, que son ciertamente únicas. Seré bueno, y os dejaré darle al play, que os he puesto la miel en los labios desde ayer. Relajaos, subid el volumen, pantalla completa y a disfrutar.

De nada.

Fuente: Red Bull | Speedhunters
En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Un Ferrari F40 en la nieve? ¿Con cadenas? Red Bull Japan lo hará posible (vídeo)

  • Alberto Piqueras Ramos

    Algo impensable lo que estamos viendo. Creo que sólo en Japón se pueden ver cosas así.

    Saludos.

  • yotelojuroqueyonofui

    Que envidia, eso de verdad es DISFRUTAR un auto, no solo contemplarlo en una elegante cochera o un museo…

  • Iqharaturic

    Personalmente. RedBull, eso no se le hace a un F40

  • X 2.0

    El no lo haría.