Hay 18 Abarth 595 Yamaha Factory Racing esperándote y su precio es su gran reclamo

Mario Herraiz  |  @HerraizM  | 

¿Recuerdas nuestra prueba del Abarth 595 Yamaha Factory Racing? Fiat había limigado a este ste Fiat 500 cargado de “chucherías” (que si suspensiones, que si un nuevo escape... ) a sólo 25 unidades, dando paso así a la última edición especial del Abarth 595 antes de un muy interesante lavado de cara (ver todos los detalles del Abarth 595 2016), pero ¿sigue a la venta?¿Cuántas unidades quedan?

Sí, esta edición especial aún sigue a la venta a pesar de habernos topado ya con un lavado de cara que ha introducido importantes mejoras, pero el Abarth 595 Yamaha Factory Racing puede resultar aún muy interesante si tenemos en cuenta la relación entre su puesta a punto y su precio y el encanto adicional de ser una edición especial.

De este modo nos topamos con 18 unidades (se han vendido ya 7) a un precio de 21.500 euros, lo que para el cliente supone un descuento (si tenemos en cuenta su equipamiento) del 21%.

Recordemos que esta edición especial cuenta con la versión de 160 caballos del motor 1.4 T-Jet, con el escape Record Monza, amortiguadores Koni y llantas de 17 pulgadas acabadas en negro. Sólo se encuentra disponible en Azul Podio o Blanco Competición con adhesivos negros y rojos respectivamente.



Lee a continuación: 28 imágenes pare rememorar nuestra semana poniendo a prueba al Abarth 595 Yamaha Factory Racing

Hay que ser muy "quemado" para comprarse un Abarth 500 en cualquiera de sus versiones pero si es tu caso estás de enhorabuena: es uno de los deportivos auténticos más baratos del mercado y que más satisfacciones te pueden dar. Eso sí, no esperes el menor refinamiento en el trato a los ocupantes, asume que ir por autopista supone un dolor de cabeza y prepárate para ir botando en cada arruga del asfalto, así de radical es este pequeño juguete.

Ver todos los comentarios 0

Hay que ser muy "quemado" para comprarse un Abarth 500 en cualquiera de sus versiones pero si es tu caso estás de enhorabuena: es uno de los deportivos auténticos más baratos del mercado y que más satisfacciones te pueden dar. Eso sí, no esperes el menor refinamiento en el trato a los ocupantes, asume que ir por autopista supone un dolor de cabeza y prepárate para ir botando en cada arruga del asfalto, así de radical es este pequeño juguete.