Lancia Thema 8.32 (1986): una refinada berlina con motor V8 de origen Ferrari

 |  @sergioalvarez88  | 

Lancia lanzó el Thema en el lejano año 1984. Fue un proyecto destinado a devolver la fama a Lancia, que había sufrido problemas de calidad en los 70 y principios de los 80, como muchos otros fabricantes italianos. La plataforma del Lancia Thema estaba completamente galvanizada, y estaba compartida con el Alfa Romeo 164, el Fiat Croma y el Saab 9000. La versión más interesante del Lancia Thema se apellidaba 8.32. Lo que muchos no sabían era que aquella rapidísima y discreta berlina tenía un motor Ferrari en sus entrañas.

Lancia Thema 8.32. 8 por el número de cilindros, 32 por el número de válvulas del motor.

Lancia quería una versión buque insignia para la marca, y la cercanía societaria con Ferrari les dio una idea interesante. ¿Y si montamos un motor de ocho cilindros en el Lancia Thema? Los ingenieros de la marca sabían que el motor debía mover el tren delantero, ya que montar un sistema de tracción total – o convertir el Thema a propulsión – sería demasiado caro, especialmente hablando de una versión de poco volumen. Sabían que no podían pasarse con la potencia, y jugaron con el límite que el tren delantero del Thema podía digerir.

Usaron el motor V8 de 2,9 litros y 32 válvulas del Ferrari 308, pero en vez de usar el típico cigüeñal flat-plane del Ferrari, usaron un cigüeñal convencional. También tenía unas válvulas más pequeñas, y un orden diferente de encendido. El objetivo era hacer algo más civilizado el motor, más apto para una berlina; este compacto V8 desarrollaba 240 CV en los deportivo de Maranello. El resultado fueron 215 CV a 6.750 rpm, con un cuantioso – para la época y peso del coche – par motor máximo de 285 Nm a 4.500 rpm.

Sólo abriendo el capó y viendo el motor se podía saber que su V8 había sido fabricado por Ferrari.

Toda la potencia pasaba al tren delantero a través de una caja manual de cinco relaciones, sin opción a caja automática. Con un peso de 1.400 kilos – qué ligeros eran los coches a mediados de los años 80 – permitía hacer un 0 a 100 km/h de sólo 6,8 segundos, con una velocidad punta de 240 km/h. En aquél entonces, era el coche de tracción delantera más rápido del mercado. Lancia tuvo que catalizar el motor para poder vender el Thema 8.32 en algunos mercados, perdiendo 10 CV por el camino y 0,4 segundos en el 0 a 100 km/h.

Estéticamente, el Lancia Thema 8.32 – también conocido como Lancia Thema Ferrari – era muy parecido a otros Thema. Sólo los más avezados podían distinguir unas llantas específicas de 15 pulgadas, los emblemas específicos de la versión y un curioso alerón retráctil. Este alerón era la única diferencia grande a nivel aerodinámico con otros Thema: se desplegaba a partir de los 140 km/h para ofrecer un tren trasero más asentado a alta velocidad. Quedaba enrasado con el portón del maletero y se podía subir manualmente a menos velocidad.

Fernando Martín, primer español en jugar en la NBA, sufrió un accidente mortal con un Thema 8.32 en diciembre de 1989.

El coche tenía un buen equipo de frenado para la época – discos ventilados delanteros de 284 mm – y una suspensión más firme que otros Thema, que le granjeó buenas alabanzas dinámicas en las pruebas de la época, que por otra parte no notaban pérdidas de motricidad por llevar un V8 colgado del eje delantero. El interior del Lancia Thema 8.32 sí era un verdadero lujo: asientos, salpicadero y volante estaban forrados en cuero Poltrona Frau, tapizado a mano por artesanos en las instalaciones del especialista.

También tenía guarnecidos en madera de alta calidad y opción a tapizados de Alcantara. La instrumentación era muy completa, con un check-control al arrancar – estuvo muy de moda en la época – y un cuentavueltas que terminaba en las 9.000 rpm. No todo era maravilloso en el Lancia Thema 8.32. Tenía un consumo de combustible voraz, y se le debía hacer la distribución cada 40.000 km (algunos recomiendan cada 20.000 km). Una operación cara, muy intensiva en mano de obra. Tampoco tenía la mejor fiabilidad del momento.

Hubo un Thema con el motor 2.0 turbo de 8 válvulas y 205 CV de los Delta Integrale, que era casi tan rápido como el 8.32.

El Lancia Thema 8.32 se vendió hasta el año 1991, cuando ya no pudo cumplir las normativas anticontaminación sin una inversión significativa. 3.971 unidades fueron vendidas, y sólo 64 unidades fueron vendidas en una tonalidad especial, idéntica a la de los Ferrari de la época. Sí, el BMW M5 de la época era más rápido – el fantástico M5 E28 desarrollaba en 1985 la friolera de 286 CV – pero el Thema no quedaba tan lejos de la berlina alemana, con la que trataba de competir a base de diseño, refinamiento y “cuore”.

En Diariomotor:


Lee a continuación: ¿Qué coches conducen los empleados de una empresa como Koenigsegg?

  • ***t!tO@rDoY***

    Este era mi sueño humedo de adolescente (aunque tengo 29 años) pero siempre me han gustado los coches y este lo conocí por un amigo fan de Lancia hace unos 14 años.
    Me encantan estos reportajes de los coches de mi epoca como el de ayer del omega el cual desconocia.
    Seguid asi!!!

  • X 2.0

    De los grandes buques deportivos familiares de aquella época, este es sin duda el que para mi, menos vale. Un motor V8 de Ferrari capado y desperdiciado en una limitada tracción delantera, una línea exterior e interior muy desfasada, que apenas se diferenciaba de cualquier otro Thema si no fuera porque le dieron una muy buena calidad interior, y un kit de carrocería nada trabajado.

    He visto pruebas de aceleración, y sinceramente y a pesar de llevar un motor de Ferrari, no me dice mucho. Podían haber ofrecido una carta de colores mas atractiva y un kit de carrocería suavizado.

  • craso_error

    UN verdadero mito. Y sin embargo que tristes recuerdos: el coche en que se mató Fernando Martín en la M30…

  • TLE

    Hablar de la prestaciones de estes coche (impresionantes), decir que “compartía” plataforma con el Saab 9000 y no mencionar que este en su versión Aero tenía 225cv y un par de 350Nm!!, por no hablar de una rigidez estructural que al compararla con la del Lancia o el Alfa les haría parecer de mantequilla.
    Saludos.
    Emlata.