¿Por qué se suspende la venta de un producto como el SEAT Ateca 2.0 TDI 4×2 de 150 CV?

 |  @davidvillarreal  | 

Ha sido, con diferencia, una de las noticias más importantes de los últimos días. SEAT suspendía las ventas del SEAT Ateca en configuración 2.0 TDI 150 CV y tracción delantera. El movimiento nos sorprendía por varias razones, empezando por el momento en que se ha producido, en pleno lanzamiento del SEAT Ateca. También nos sorprendía por la importancia de esta configuración, la más demandada en estos momentos. Pensemos que la previsión del SEAT Ateca, similar a la de otros modelos de la competencia, gira en torno a un 85% de las ventas en configuración diésel y tracción delantera. Y el motor 2.0 TDI de 150 CV es, por otro lado, la alternativa más lógica en un coche de su tamaño. Pero la sorpresa mayor, y la que más dudas generaba, la encontramos en la falta de información clara al respecto de esta retirada que a priori es temporal. ¿Por qué se suspende la venta de un producto como el SEAT Ateca 2.0 TDI 4×2 de 150 CV?

Las informaciones proporcionadas por la propia marca a sus clientes desde las redes sociales han sido las que probablemente más preocupación hayan generado, especialmente entre aquellos que estaban esperando un SEAT Ateca con esta configuración. Desde estos canales se apuntaba a un trámite de homologación, lo cual resulta aún más preocupante si tenemos en cuenta todo lo que ha sucedido en Volkswagen en los últimos meses, justo cuando se cumple un año desde que el escándalo de los TDI de Volkswagen saltara en Estados Unidos. En cualquier caso, desde SEAT también se apresuraron a descartar que este movimiento tuviera relación alguna con el fraude del “defeat device” y los motores EA189.

Tal y como comentaba estos días nuestro colega Javier Moltó en KM77, la explicación oficial de la marca apunta a una suspensión temporal de las ventas de este modelo. En cualquier caso, el plazo de esa suspensión temporal aún se desconoce. La marca solo apunta a que intentarán que no afecte, o afecte mínimamente, a los clientes que ya hayan solicitado su SEAT Ateca.

La teoría de un retraso en la fábrica de Kvasiny para alcanzar su cadencia máxima es plausible, y razonable.

Quizás haya sido esa falta de información la que más quebraderos de cabeza y dudas, por otro lado razonables, haya generado. La suspensión temporal de las ventas de una versión concreta, aunque atípica, no es inusual. Entre las razones por las cuales puede suceder algo así, y el quid de la cuestión de esta entrada, podría estar incluso el gran éxito que ha tenido el SEAT Ateca, y el aluvión de ventas y reservas que se han producido en los últimas semanas. SEAT ya está manejando más de 6.500 pedidos de Ateca, de los cuales se habrían realizado más de 2.000 entregas. Paralizar las ventas de una versión de volumen ayudaría a evitar que las listas de espera sigan creciendo, pero no explicaría un aumento de la espera para aquellos que ya hubieran reservado su coche.

Esos retrasos bien podrían explicarse por el propio proceso de ingeniería que implica el lanzamiento de un nuevo producto. El trabajar con cupos muy limitados de unidades, listas de espera importantes, y mayores retrasos de los esperados, es algo que sucede hasta en las mejores familias y muy habitual en el lanzamiento de un producto. También lo es el hecho de que la producción no avance al ritmo que estaba previsto inicialmente.

El SEAT Ateca se fabrica en la factoría de Skoda en Kvasiny, en unas nuevas líneas que han nacido fruto del mayor proceso de modernización y expansión vivido por esta fábrica que espera producir 280.000 coches al año, de los cuales el SEAT Ateca cubriría 75.000 unidades. Una de las explicaciones que se está manejando estos días, nada descabellada, la encontraríamos en el hecho de que Kvasiny no esté logrando una cadencia en su producción suficiente para cumplir con los plazos esperados. Eso es algo de esperar hasta que los procesos de producción se hayan estabilizado. Y que, como solución temporal, SEAT haya optado por frenar el ritmo de ventas, para obtener un pequeño respiro hasta que la producción alcance la cadencia máxima esperada.

Mientras tanto, las verdaderas causas de por qué este SEAT Ateca 2.0 TDI de 150 CV y en configuración 4×2 se ha retirado – en palabras de SEAT – temporalmente las seguimos desconociendo.

En Diariomotor: Problemas a la vista, el SEAT Ateca elimina el motor 2.0 TDI sin previo aviso

Lee a continuación: Problemas a la vista: el SEAT Ateca elimina el motor 2.0 TDI 4×2 sin previo aviso

El Ateca es una alternativa al Nissan Qashqai. Puede tener mucho equipamiento y una gama de motores que oscila entre los 115 y 190 CV de potencia. La tracción total es una opción, algo extensible a la estupenda caja de cambios de doble embrague DSG.

  • v-8

    sera porque la matriz vw no a reprogramado aun el sofwere de las emisiones ja ja ja

  • Yayo

    Preguntad por el plazo de entrega de un Honda HR-V fabricado en Méjico. Entre 6 y 9 meses. Stock roto y cancelación de pedidos. Y los problemas de calidad en el modelo allí fabricado son comidilla en los foros….

  • FERNANDO

    Es mucho más fácil de explicar, Audi quiere lanzar el Q2, y tiene miles de pedidos del motor 2.0, y tiene preferencia sobre Seat, algo parecido ya sucedió en el
    2000 con la caja de cambios de 6 v