CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Dodge

2 MIN

Escapa de la policía a bordo de un Dodge Challenger SRT Hellcat robado… ¡y se queda sin gasolina! (+Vídeo)

Elena Sanz Bartolomé | 19 Jun 2022
Dodge Challenger Srt Hellcat Persecucion  01
Dodge Challenger Srt Hellcat Persecucion  01

Cuando presentaron el Dodge Challenger SRT Hellcat lo definieron como uno de los coches más rápidos y potentes de Estados Unidos y como el más capaz y tecnológicamente avanzado. Suponemos que Dodge no pensaba que la confirmación iba a llegar de la mano de un ladrón que robó una unidad de este ‘muscle car’ y protagonizó una memorable persecución a alta velocidad… hasta que el depósito del coche dijo “basta”.

Para ponernos en situación hay que recordar que el Dodge Challenger SRT Hellcat está equipado con un motor HEMI Hellcat, es decir, un V8 que desarrolla 717 CV de potencia y tiene 880 Nm de par máximo; su pareja de baile es una transmisión automática de convertidor de par y ocho relaciones. Según el Ciclo EPA (la versión estadounidense del Ciclo WLTP) su consumo medio homologado es de 10,7 litros a los 100 kilómetros. Aunque es una cifra inferior a la de sus rivales, no parece buena compañera de viaje cuando lo que quieres es escapar de las autoridades.

A más de 160 km/h

La persecución comenzó en la zona de Houston cuando la Policía identificó a un Dodge Challenger SRT Hellcat que figuraba en el registro de vehículos robados. A pesar de que el tráfico era bastante denso, el ‘muscle car’ abordó la carretera I-10 sin demasiados problemas para sortear al resto de vehículos serpenteando, eso sí, de forma imprudente. No en vano superaba fácilmente los 160 km/h, velocidad suficiente para escapar de las patrullas que seguían su rastro por tierra y aire.

Y cuando la Policía pensaba que habían perdido al Dodge Challenger SRT Hellcat, lo encontraron en un lateral de la carretera junto a una salida: aparentemente se había quedado sin gasolina, el conductor lo había abandonado y había continuado la huida a pie. El helicóptero SkyEye13, dotado con rayos infrarrojos, localizó al fugitivo en una zona boscosa en medio de un campo… mientras hablaba tranquilamente por teléfono.

Tres años de cárcel

Después de ser detenido, el ladrón fue identificado como Mohmed Ahmed Abu-Shlieba (25 años). Aseguró a los agentes que había dejado que el Dodge Challenger SRT Hellcat se quedara sin gasolina para que pudieran alcanzarlo y continuó las burlas, incluso, cuando fue juzgado: terminó declarándose culpable y fue sentenciado a tres años de prisión.