¿Harto de la nieve? Ford te prepara para montar una pala quitanieves en tu F-150

 |  @sergioalvarez88  | 

Si vives en Estados Unidos – y más concretamente en el norte del país – en estos momentos puede que estés un poco cansado de la nieve. Especialmente severa en el noreste del páis por la corriente del Golfo, todo está cubierto de nieve. Nieve que debe ser limpiada de las calles, en un país dependiente del transporte privado hasta extremos muy poco sanos. Su enorme extensión viaria requiere que muchos ayuntamientos contraten a vecinos que con sus pick-up limpian de nieve las calles y esparcen sal sobre el asfalto. Era cuestión de tiempo que se ofreciesen kits de fábrica con una preinstalación para pala quitanieves en pick-ups como la Ford F-150.

Luchando contra la nieve en las frías carreteras de EE.UU.

El peso máximo de la pala quitanieves no puede ser superior a los 204 kg, peso más que correcto para una pala de tamaño convencional y unos 2 metros de ancho.

El kit de preinstalación para la pala quitanieves pasa a ser una opción de fábrica para la Ford F-150, disponible en catálogo por sólamente 50 dólares. Sólo está disponible con una de las pick-up tope de gama, la F-150 en su versión FX4 equipada con tracción integral y el motor más potente de la gama. Este motor es un 5.0 V8 con 385 CV de potencia, y un par motor muy considerable: casi 500 Nm, necesarios para empujar kilos y kilos de nieve fuera de las calles. Este kit de preinstalación puede soportar palas quitanieve de hasta 204 kg de peso. Para aplicaciones más pesadas debemos recurrir a una pick-up heavy duty, preferiblemente con motor diésel.

El modo quitanieves se activa mediante un botón situado en el salpicadero, y lo que hace es derivar potencia de sistemas no esenciales a las ruedas. En otras palabras, alivia carga en el sistema eléctrico para que a las ruedas lleguen unos caballos más y la iluminación de la pala quitanieves brille con fuerza. La pala no está incluida en esta preinstalación, lógicamente, y es un accesorio que puede costar bastante caro. La labor de quitanieves es uno de los trabajos más duros de una pick-up: frío, baja adherencia, mucha carga en motor y transmisión y mucha sal para los bajos, que suelen terminar como un queso gruyére en unos años de trabajo continuo.

La carrocería de aluminio de la F-150 podría ser una aliada inesperada en la durabilidad de una de estas máquinas.

Fuente: Ford via Carscoops
En Diariomotor: Ford F-150: Aluminio y más tecnología para dejar atrás a la competencia

Lee a continuación: Ken Block nos revela los secretos de su último juguete, un Ford F-150 con orugas

  • mou

    xD