¿Valoras que tu coche se haya diseñado y fabricado en Europa?

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

He aquí la cuestión. A raíz de la presentación de las primeras imágenes del nuevo Hyundai i20 2015 hemos constatado como Hyundai aboga cada vez más por desarrollar algunos de sus modelos, los más importantes en nuestro continente, en su centro de Rüsselsheim (Alemania). También por recordarnos, por activa y por pasiva, que a día de hoy el 90% de los coches que se comercializan en Europa han sido ensamblados aquí, en sus fábricas de República Checa y Turquía. ¿Es tan importante para ti que un coche se haya fabricado en Europa? ¿Mejora tu percepción de calidad?

Hay razones de peso para que a un constructor asiático le salga más rentable fabricar en Europa. Para el consumidor, lo que al final importa es que el equipo de marketing sepa jugar bien sus cartas.

Hyundai no es, ni mucho menos, la única marca que intenta recordarnos que sus productos se fabrican cerca de casa. Pero tampoco debemos olvidarnos de la buena reputación que se han labrado muchas marcas por los procesos de calidad seguidos en sus líneas de producción fuera de Europa, véanse las japonesas y la sensación de fiabilidad que durante años han (y siguen) transmitiendo. O las marcas norteamericanas, que de la mano de Henry Ford implantaron el modelo de producción en cadena que décadas más tardes perfeccionaría Eiji Toyoda.

Son muchas las razones por las cuales un constructor asiático instala sus fábricas en Europa. En ocasiones hay ahorro de costes, también mayor flexibilidad con los pedidos, por no hablar de la dependencia de los cambios de divisas y riesgos inesperados (terremotos, tsunamis...) que pueden provocar una hecatombe si tienes todas tus fábricas localizadas en una región concreta. Pero en el fondo, lo que Hyundai y muchas otras marcas siguen buscando es alejarse de la idea del Made in China, que habitualmente asociamos a productos de baja calidad. Aunque en el fondo lo que marca la diferencia sea que los responsables de marketing sepan jugar bien sus cartas. Sin ir más lejos, en mi iPhone 5 hay una letra pequeña en la que reza “Designed by Apple in California. Assembled in China”.

Luego está el chovinismo, la defensa de los empleos locales y la industria de tu país. En ese punto habría que añadir, ¿valoras que tu coche se haya fabricado en España? Pero eso, evidentemente, es otro tema.

En Diariomotor: Hyundai nos enseña (en Corea del Sur) como ensambla un automóvil

Ver todos los comentarios 8