comscore
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

No es ninguna broma: el McLaren F1 de Mr. Bean, de Rowan Atkinson, a la venta

mclaren-f1-mr-bean-rowan-atkinson-03-1440px

41.000 millas recorridas (cerca de 66.000 kilómetros), diecisiete años de antigüedad, una unidad entre 63 producidas con especificaciones estándar, la única decorada en el tono rojizo del vino tinto de borgoña y dos graves accidentes a sus espaldas. ¿Aún así te lo comprarías? Estoy convencido de que sí. Se trata del McLaren F1 de Rowan Atkinson, actor y humorista más conocido por su papel como Mr. Bean. Actor del que en más de una ocasión hemos hablado por sus sonados y costosos accidentes. Tras haber disfrutado de uno de los deportivos más exclusivos de las dos últimas décadas, Rowan Atkinson ha decidido vender una de sus máquinas más preciadas. ¿Por qué ha tomado esta decisión? ¿Cuánto pagarán por él? Te lo contamos a continuación.

Vídeo: Así era la entrega de un McLaren F1 en los 90.

Rowan Atkinson es un auténtico quemadillo, que a lo largo de su vida profesional ha conseguido vivir en una situación económica lo suficientemente desahogada como para atesorar diferentes superdeportivos. Atkinson asegura que en su día lo adquirió por todo lo que significaba el McLaren F1 y que, a día de hoy, en que este superdeportivo se ha convertido en una de las piezas más cotizadas en las subastas y en toda una rareza, ha decidido que ha llegado el momento de que otro conductor disfrute de su máquina.

Sabemos que el precio que alcance en subasta, según anuncia la agencia Taylor & Crawley que gestionará su venta, estará probablemente en el orden de los diez millones de euros, en una cifra con al menos un uno y a continuación siete ceros.

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Con 66.000 kilómetros recorridos, no nos quepa la menor duda de que Rowan Atkinson ha disfrutado de su flamante superdeportivo.

Rowan Atkinson asegura que lo que más le gusta del McLaren F1 es su capacidad para trasladar con relativo confort a tres pasajeros y a la vez poderte escapar a un circuito y superar las 200 mph. El propio Rowan reconoce haber alcanzado los 320 km/h con su McLaren F1 y haber disfrutado de él en paseos en carreteras de montaña, o incluso para salir a hacer la compra. Lo cual en el fondo honra a su propietario, que no ha recluido a su máquina a un garaje o un museo particular y se ha dejado ver en público disfrutando de su máquina, a veces muy a su pesar, con dos siniestros realmente importantes.

El otrora conocido como Mr. Bean reconoce que su mejor momento a los mandos del McLaren F1 lo vivió unos meses después de recibirlo, viajando con sus dos hijos pequeños de vacaciones. Rowan asegura que fue capaz de ajustar las sillitas infantiles, cargar todo el equipaje a bordo y salir a viajar sin más problemas en unos minutos.

Si quieres más información acerca del coche o enviar tu puja, ya puedes contactar con Taylor & Crawley.

Gracias a nuestro compañero @igor_zamorano por la pista ;)

En Diariomotor: Rowan Atkinson AKA Mr. Bean salva la vida tras un accidente de tráfico en su McLaren F1 GTR