¿Quieres una Honda CB500 clásica? ¡Tú mismo la puedes imprimir!

 |  @sergioalvarez88  | 

Jonathan Brand es un artista que trabaja en Nueva York y en New Haven, Connecticut, de donde posiblemente es originario. Brand siempre quiso tener una moto, pero por circunstancias personales, nunca pudo tener una. Es por ello que decidió construir su propia motocicleta. En lugar de ponerse a cortar tubos de acero, soldar un chasis e ir instalando todos los componentes, decidió imprimir su Honda CB500 del año 1972. Una motocicleta entonces deportiva que el artista ha recreado a tamaño real con una de las impresoras 3D de Ultimaker.

En su momento – a la hora de empezar el proyecto, hace dos años aproximadamente – las Ultimaker eran las impresoras 3D con la mejor relación tamaño-tiempo del mercado. Estas impresoras de código libre pueden ser actualizadas por los usuarios a voluntad y existe una gran comunidad que se encarga de ir constantemente lanzando planos, mejoras, añadidos y complementos. Jonathan diseñó la moto en 3D, en piezas que la impresora pudiese producir sin problema. Algunas tardaron casi 24 horas en imprimirse. Unos 500$ de monofilamento y casi 20 kilos de plástico fueron usados para construir la CB500 a tamaño real que adorna vuestras pantallas.

Lo que me llama la atención es la excelsa atención al detalle que profesa la máquina: cada una de las aletas de refrigeración de su cuatro cilindros, sus precisos carburadores, cada uno de los radios de las ruedas o los discos de freno. Es realmente una obra de arte que apenas pesa unos kilos. Obviamente, es imposible montarse en ella pues el peso de una persona la aplastaría, pero como complemento para un salón, no tiene precio. Es desmontable y en su momento, el artista numeró cada una de las piezas para que en caso de necesidad, se pueda desmontar. Casi como de un juguete de Lego se tratase.

Ultimaker ha usado la creación de esta moto como anuncio de las cualidades de sus impresoras, en un vídeo interesante que podréis leer tras estas líneas.

Fuente: Lanesplitter
En Diariomotor: Impresoras 3D, cero accidentes y coches autónomos en circuito [La semana en Tecmovia]

Lee a continuación: Honda NSX 2015: revive el mito