RADBUL: así grita un Mazda MX-5 de drifting con 1.000 CV y motor rotativo

 |  @sergioalvarez88  | 

RADBUL es el tercer Mazda preparado para drifting creado por Mad Mike Whiddett, un conocido drifter de Nueva Zelanda. Tras los MADBUL y BADBUL – creados respectivamente sobre la base de los Mazda RX-7 y RX-8 – el neozelandés se ha atrevido a crear un coche de drifting sobre un Mazda MX-5. Con una batalla considerablemente corta, no es el coche más sencillo de hacer derrapar. Ello no le ha impedido crear una bestia turboalimentada con un motor Wankel de cuatro rotores y más de 1.000 CV de potencia. No ruge, aúlla a grito limpio.

Inicialmente, el setup de este coche iba a tener un 20B de tres rotores, pero decidieron dar un carácter aún más desquiciado al coche.

Sus 4 rotores en línea son masajeados por un sistema de doble turboalimentación en serie, creado en exclusiva para este vehículo. Con una potencia estimada de más de 1.000 CV y una relación peso potencia inferior al kilo por caballo, este MX-5 tiene unas 6 veces la potencia del coche de origen y una tremenda facilidad para quemar rueda como si no hubiese un mañana. En el vídeo que Red Bull ha grabado – que para algo son los patrocinadores de semejante artilugio – se demuestra de forma patente esta habilidad.

Aunque a Whiddett le ha costado dominarlo – según él mismo reconoce – cree que su potencial es muy superior al de sus otros coches. El RADBUL está de ruta a Estados Unidos, donde competirá en diversos eventos de la Fórmula Drift, con el objetivo de lograr más victorias para el abultado palmarés de Whiddett. ¿Te quedas con más ganas de drifting? Te sugiero que te pases por este enlace, donde podrás ver un tremendo duelo de drifting entre un Ford Mustang RTR y un bestial Lamborghini Murcielago preparado por Saito.

En Diariomotor:

Lee a continuación: ¿Es suficiente el 1.5 de 131 cv del nuevo Mazda MX-5?

Solicita tu oferta desde 23.500 €
  • David

    Deberían enseñar a hacer drift en las autoescuelas, o que al menos me enseñe alguien a mi.