CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

4 MIN

5 vídeos de accidentes absurdos en superdeportivos (de los que aprender una valiosa lección)

accidentes-superdeportivos

Tarde o temprano tenía que pasar. Me refiero al surgimiento de algún vídeo en el que se nos mostrase a un Porsche 918 Spyder sufriendo un accidente absurdo. Y es que al deportivo de Stuttgart ya lo hemos visto chocar, aunque en otras circunstancias bien diferentes. Porque estrellarte de esta forma en un superdeportivo, con despliegue de airbags incluido, en el parking del hotel Epi Plage de St. Tropez, es como mínimo ridículo. Aunque por otra parte es una situación mucho más habitual de lo que nos pensamos, como veremos en esta recopilación de 5 vídeos de accidentes absurdos en superdeportivos que, como mínimo, te deberían llevar a aprender una valiosa lección.

Los deportivos modernos están hechos a prueba de manazas. Hasta el más torpe puede ir muy rápido con ellos sin enfrentarse a situaciones de riesgo. Y hablando desde la experiencia os aseguro que, sin ser muy duchos al volante, podemos sentirnos unos auténticos Fernando Alonso encadenando curvas a una velocidad de infarto (en circuito, que es donde puedes acercarte a ciertos límites). La electrónica es un salvavidas, pero no infalible. Y cuando llevas 887 CV debajo del pie derecho, que en un suspiro - 2.6 segundos - te lanzan a 100 km/h, hacer el idiota te puede llevar como mínimo a situaciones de riesgo importante, y en ocasiones a crear un estropicio escandaloso.

De forma que, la próxima vez que tengas la suerte de ponerte a los mandos de un buen deportivo, te recomiendo que recuerdes estos vídeos. Yo lo hago. Y que ante todo te prometas a ti mismo no ser el próximo viral de Youtube. Ya sabes, todo el mundo lleva una cámara en el bolsillo, y con ello las probabilidades de que tu choque absurdo salten a la red son realmente altas.

1. Porsche 918 Spyder.

2. Lamborghini Aventador. Un error muy común. Pensar que como conduces un superdeportivo, y es muy rápido, puedes ir a velocidades de escándalo, incluso en el centro de la ciudad. El gran problema es que el resto de conductores se mueve a velocidades legales. Al salir de un cruce un conductor no va a imaginarse que se aproxima un Aventador a 100 km/h. Y que controlemos nuestro coche en una situación como esta puede resultar harto complicado.

3. Ferrari California. Este es uno de mis favoritos, por la lección que enseña, por supuesto. Al parecer se produjo durante una prueba en Maranello. En este vídeo probablemente se juntaron varios factores. Tenemos a un conductor que quizás no está acostumbrado a llevar deportivos de este calibre. Poco habilidoso al volante (no le conocemos, ni le hemos buscado para comprobarlo, pero su forma de coger al volante es argumento suficiente para que hagamos esta afirmación). Girar una curva y abrir gas demasiado pronto en un V8 de tracción trasera, como mínimo puede hacer que te lo pongas por montera. Y en ese punto, si contravolanteas a destiempo, la reacción natural del coche será precisamente revolverse, con mayor violencia, hacia el lado contrario del sobreviraje inicial.

4. El Bugatti Veyron que acabó en un lago. Probablemente sea el accidente más inexplicable de esta lista. El conductor ofreció una explicación aún más ridícula sobre su accidente. Contó que un pelícano había creado un reflejo que le había despistado (Jalopnik). La aseguradora, utilizando como prueba este vídeo, sospechó - como es lógico - que se tratase de un intento de fraude.

5. Dodge Viper. Puede resultar un tanto desesperante circular en un atasco con un superdeportivo. Se comprende. Lo que no se explica es que nos sirva de excusa para adelantar por la derecha, pasar entre dos camiones. Para acelerar a fondo a una velocidad incompatible con la retención que estamos viendo y, para más inri, reaccionar muy tarde - quizás por el contraste de iluminación de la salida del túnel - para estamparnos contra una furgoneta parada en el atasco.