Toyota Hilux, el asesino silencioso del Dakar

 | 

 

 

Desde que Imperial Toyota, el distribuidor de Toyota en Sudáfrica, puso en marcha su proyecto para el Dakar, los éxitos del Toyota Hilux son destacables. Tras el abandono de Volkswagen, Giniel de Villiers, el primer hombre capaz de convertir al Volkswagen Touareg en un coche ganador, se puso al frente del proyecto y los resultados no tardaron en llegar.

Si cogemos sólamente el palmarés de su piloto estrella, en los últimos tres años, el Toyota Hilux ha sido capaz de finalizar en tercera (2012), segunda (2013) y cuarta (2014) posición mientras que en el actual Dakar 2015, Giniel de Villiers es uno de los pocos que está aguantando los ataques de Nasser Al-Attiyah y ahora mismo es segundo clasificado en la general. De Villiers no es espectacular, ni mediático, pero año tras año demuestra que es capaz de estar con los mejores sin hacer demasiado ruido. El y su Toyota Hilux son los asesinos silenciosos del Dakar 2015.

 

m_030115bowpoulterhowie2

Más allá de las mejoras recibidas este año gracias al reglamento, 60 kilogramos menos de peso y una brida de admisión que aumenta su dimensión en 1 mm, el Toyota Hilux 2015 es una profunda revisión del vehículo utilizado los tres últimos años. Así lo dicen desde Imperial Toyota.

Si miramos la lista de inscritos, Toyota Hilux hay muchos, pero tan sólo tres pilotos cuentan con la última evolución y ésta es fácil de diferenciar. Los vehículos de Giniel de Villiers, Leeroy Poulter (los oficiales de Imperial Toyota) y Yazeed Alrajhi cuentan con una serie de apertura justo debajo de la puerta. Esa zona, muy similar a la de los Mini es la nueva ubicación de una de las tres ruedas de repuesto con las que cuenta el Toyota Hilux. La otras dos ruedas se situan en los laterales del vehículo.

Es por ello que si miramos al Toyota Hilux en su parte posterior nos falta algo y tan sólo vemos aire en el lugar en dónde debería estar la bañera de la pick-up. Estos cambios han permitido que la distribución de pesos sea totalmente distinta siendo ahora el centro de gravedad mucho más bajo. Los 120 kilogramos correspondientes a las tres ruedas de repuesto ahora está colocados entre los ejes permitiendo que la trasera sea mucho más ligera y mejorando sus prestaciones en zonas más reviradas.

 

Más información | Imperial Toyota

 

Lee a continuación: Dakar 2015: Al-Attiyah vuelve a ganar en la debacle de Peugeot

  • Eduardo Mata

    Preciosa la Hilux, y vaya pedazo de cacharro. Con mucho menos presupuesto demuestra que las Hilux tienen bien ganada su fama, a pesar de que poco comparten con la Hilux comercial.

  • Javier Bl

    Y como suena el v8 del IS F que llevan

    • Eloy Entrambasaguas

      Los atmosféricos es lo que tienen 😀