ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Cascos históricos: Alessandro Nannini

Durante los años 80, los pilotos italianos llenaron la parrilla de la Fórmula 1 como no lo habían hecho desde la década de los años 50. Entre los varios talentos transalpinos se encontraba Alessandro Nannini, un joven de Siena que debutó en Minardi y convenció a los patrones de Benetton para que le ficharan tras dos años peleando por la zona baja. Con el equipo de la marca de ropa destacó y se erigió como una promesa de futuro antes de que un accidente de helicóptero truncara su carrera en la Fórmula 1 aunque siguió compitiendo en otros lugares.

Donde la mayoría de diseños de la época eran famosos y reconocibles por lo vistoso de sus colores, en el caso de Nannini casi se da la situación contraria. En medio de diseños rojos, amarillos, blancos y demás colores brillantes, el italiano dejó de lado los colores de su país. Los que esperaran ver un diseño parecido al de Andrea de Cesaris -que fue compañero de equipo suyo en Minardi- se llevarían una decepción.

En su lugar, Nannini optó por colores mucho más sobrios, predominando el negro de la mayor parte del casco y el gris de la zona superior. En la parte lateral y trasera, algunas barras azules daban la nota de color de lo que habría sido un diseño de lo más soso. El azul servía por lo tanto de contrapunto pero sin salirse del estilo elegante del diseño. Donde el rojo o verde habrían resultado chillones, el azul añadía color sin más.

Aunque a priori, la decoración del casco de Alessandro Nannini podría resultar simple y poco inspirada, la realidad es algo distinta y los colores no se eligieron sin motivo. De hecho, el negro y el gris que adornan la mayor parte del casco son nada más y nada menos que los colores de la bandera y el escudo de Siena, ciudad donde nació. El azul podría relacionarse con alguna de las banderas que representan a los barrios de la ciudad… y «pega» con los colores básicos.

En cuanto al diseño en concreto, tiene poco misterio. Puesto que los colores negro y gris dan poco juego, el casco de Nannini los usa de forma creativa. El negro sirve de color «de fondo» mientras que el gris rodea la visera, marca la base del casco y da algunos detalles más en varias zonas, además de servir también para delimitar las barras de color azul de la parte posterior del casco.

Aunque es posible que uno de los elementos más reconocibles y memorables del casco de Nannini no fuera necesariamente la decoración, sino la forma. El piloto usó durante su tiempo en la Fórmula 1 un casco de la firma italiana Bieffe, que tenía una forma muy reconocible y sobre todo muy asociada a su diseño, siendo el único piloto en utilizarlo. De hecho, se trata del primer piloto de Fórmula 1 en competir con Bieffe y el que más éxitos obtuvo.

Tras su retirada forzosa de la Fórmula 1, siguió compitiendo en el mundo de los turismos y la resistencia, cambiando ya de modelo de casco y usando uno más convencional. Aún así, el diseño se mantuvo y pudo verse tanto en los test que realizó con Ferrari y Benetton en 1992 y 1996 respectivamente como en las carreras de coche cubierto en las que tomó parte a mediados y finales de los años 90. El mejor ejemplo de que para tener un casco reconocible, no hay que usar necesariamente colores llamativos.

Foto de Àlex Garcia

Àlex Garcia

Cargando...