Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros rallyes
Logo Icon

2 MIN

Rarezas de los rallyes: un Holden con alma de V8 Supercar

Nueva Zelanda nos está dejando grandes cosas además de la definitiva irrupción de Hayden Paddon. El país oceánico es tierra de rallyes, con unos impresionantes parajes perfectos para la práctica de deportes extremos, entre ellos, esta espectacular disciplina del automovilismo. De un tiempo a esta parte, se encuentran buscando una normativa ideal para llegar al gran público, al igual que ocurre con el Campeonato de España. En este caso, con los llamados AP4 parecen haber dado con la tecla.

Y es que si pensabais que el Hyundai i20 AP4 oficial pilotado por Paddon y con motor 1.8 Turbo del Sonata era el cenit de las rarezas en competición, o al menos dentro de los rallyes, no podías estar más equivocado. El piloto del Campeonato V8 Supercars, Greg Murphy se ha atrevido a dar un paso más y llevar a su marca en el mítico Campeonato de Turismo Australiano, Holden, a los rallyes a través de esta nuevo reglamento técnico.

Obviamente no esperéis encontrar un Commodore derrapando por las preciosas pistas neozelandesas. El elegido ha sido el Holden Barina, al cual se le instalará un motor de serie procedente de los Estados Unidos (la normativa iguala las distintas mecánicas por medio de un sistema de diferentes pesos para coches equipados con motores 1.6, 1.8 o 2.0) y que adopta una estética a caballo entre el Skoda Fabia R5 (se han utilizado los pasos de rueda para hacer este 'chop') y aquel Mitsubishi Mirage R5 de iniciativa privada que no llegó a conseguir el visto bueno para la homologación FIA.

El objetivo de Greg es el de tener dos coches listos para la temporada 2017 del Nacional de Rallyes de Nueva Zelanda, una para él mismo (comparte patrocinadores con Hayden Paddon) y otra para su compañero Josh Marston. Si bien Holden no es una marca que se relacione con los rallyes, es cierto que la estética agresiva del concepto no desentona con los otros AP4 que hemos visto anteriormente, entre ellos el Hyundai del piloto mundialista, el nuevo Skoda Fabia o el Mazda 3.