El Electric GT está cada vez más cerca de ver la luz

 |  @fernischumi  | 

Los coches eléctricos ya no son unos extraños en competición. Además de su participación en pruebas como los Eco Rallyes (en dos semanas se disputará uno de los más destacados en España, el de la Comunidad Valenciana), eventos creados específicamente para ellos, también los hemos podido ver en el marco de pruebas del misticismo e historia como son el Trofeo Andros, las 24 Horas de Le Mans y la Subida a Pikes Peak. Con la Fórmula E ya consolidada entre los campeonatos de monoplazas, estaba claro que no tardaría mucho en surgir el primer campeonato de Turismos Eléctricos.

El Electric GT, con Mark Gemmel al frente y con Agustín Payá como probador (ahora que ha decidido colgar el casco) se ha asentado en España, utilizando el Circuito de Barcelona-Catalunya y el Jarama como pistas de pruebas y con un formato innovador que se basará en tener un fin de semana divido en una sesión de entrenamientos de 20 minutos, media hora de clasificación y dos carreras de 60 kilómetros cada una, la primera se realizará de día, mientras que la segunda se llevará a cabo en el atardecer.

El objetivo es el de correr en siete circuitos europeos como Paul Ricard, Nürburgring, Donington, Mugello, Assen Y Estoril (además de las dos pistas españoles antes mencionadas) antes de pasar a América, donde se celebrarán tres carreras en unos circuitos que todavía no han sido confirmados. También se plantea llegar a Asia como siguiente destino. 2017 será el año de su debut, con una parrilla que se espera que llegue hasta los 20 pilotos divididos en 10 equipos.

¿Y el coche? En principio el primer año será monomarca, utilizando el Tesla Model S P85+ (en un principio se habló de que el S85 podría también competir), pero desde la dirección del campeonato están completamente abiertos a que se pueda en el futuro integrar otros supercoches eléctricos de otras marcas. Por ahora, el Tesla se ha adaptado para competir con una preparación mínima, aligerándolo (se han eliminado los elementos prescindibles) y fortaleciendo algunas áreas claves como la seguridad (jaula antivuelco), los frenos, las suspensiones y la dirección. Además de la colaboración oficial de Pirelli en el proyecto como suministrador único de neumáticos.

Estéticamente todavía poco podemos decir ya que todavía no lo hemos visto al completo, totalmente preparado, pero ya destaca en los primeros teaser su sobredimensionado alerón trasero y los pasos de rueda ensanchados (no se parece al que compitió en Pikes Peak). Mecánicamente se ha mantenido la concepción original, aprovechando que el Model S P85+ es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 3,2 segundos gracias a sus 416 CV de potencia  y un brutal par de 601 Nm. Ahora incluso menos si tenemos en cuenta que se le han quitado algunos kilos de más.

Si alguien se lo pregunta, una temporada se calcula que puede costar a un equipo de dos coches en torno a los 800.000 €, incluyendo, repuestos y sueldos. ¿Cuándo sabremos más? Es un misterio, pero esperamos ver al completo este nuevo Electric GT.

Lee a continuación: La FIA estrenará un nuevo campeonato japonés de rallyes para 2017

  • Si tan bien va la tecnologia de baterias copiada a la electrónica de consumo ¿Porque no se meten a correr con los de verdad? Suena un poco paraolimpico....