CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Vídeos

1 MIN

Max Chilton disfruta enseñándole a su novia los 800 CV de un stock-car

Iván Fernández | 1 Abr 2016
max-chilton-nascar-goodwood-2016
max-chilton-nascar-goodwood-2016

Parece que Max Chilton se ha adaptado perfectamente a Estados Unidos. Tras dejar la Fórmula 1 y probar suerte en las IndyCar Series, ahora el piloto británico no rechazó la invitación del Members Meeting de Goodwood para darse una vuelta en torno a uno de esos trazados clásicos que quedan en el mundo y que podemos contar prácticamente con los dedos de la mano. Y lo hizo acompañado por alguien especial y al volante de un stock-car de la NASCAR Sprint Cup.

Acostumbrado a monoplazas de Fórmula 1 y de la Indy, obviamente las palabras de Chilton no sorprenden: considerándolo muy pesado, grande, potente, algo así como un tanque de carreras. Por la cara de sorpresa de Chloe, la novia de Max, no parecía esperarse ni la ‘patada’ del potente V8 de origen Chevrolet con 800 CV ni el estruendo generado por el mismo. Es cierto que tal vez hubiera sido aún más interesante verlo rodar a fondo en el circuito y no sólo haciendo unos donuts, sin embargo, ver la cara de ella ya vale un buen visionado. ¿Por qué nos gustarán tanto estas cosas?