4

Lando Norris

Información
Equipo
McLaren F1 Team
Lugar
Fórmula 1
Nacimiento
13 de noviembre de 1999
Edad
19 años
Ciudad
Bristol (Inglaterra)
Campeonatos
2019
Campeón en...
MSA Formula 2015, Toyota Racing Series 2016, Eurocopa Formula Renault 2.0 2016, Formula Renault 2.0 NEC 2016 y Campeonato Europeo de Fórmula 3 2017
Debut F1
GP de Australia 2019
Equipo Debut
McLaren F1 Team
Primera Victoria
-

Lando Norris es la nueva gran promesa de McLaren y lleva consigo un cartel difícil de quitarse de encima con solo 19 años. Su velocidad y empatía por el riesgo han quedado demostradas en sus años de ascenso en las categorías inferiores, dónde ha ganado cinco de los siete campeonatos que ha disputado a tiempo completo. Norris será el debutante británico más joven de la historia de la Fórmula 1 e intentará demostrar las bondades que generalmente pudieron brindar sus precedentes en el programa de jóvenes pilotos de la escudería de Woking que llegaron a F1, Lewis Hamilton, Kevin Magnussen y un Stoffel Vandoorne a quien reemplaza.

Predilección inicial

El segundo debutante inglés procedente de la Fórmula 2 nació en Bristol en 1999 y vio carreras desde pequeño por simple afición familiar. Su padre Adam es un retirado mánager de pensiones y posee una elevada fortuna económica conseguida en el mundo inmobiliario y en las inversiones en start-ups, empresas emergentes que requieren una financiación inicial. Lando y su hermano Oliver se aficionaron al mundo del motorsport desde las dos ruedas, siguiendo más los quehaceres de MotoGP que los de la Fórmula 1 en un principio hasta que su progenitor les llevó a una ronda del campeonato británico de karting.

La familia Norris se trasladó de Bristol a Somerset para que los hijos pudieran seguir su sueño de velocidad más cerca de las estructuras importantes de la época. Tres años separaban a los hermanos, que sin embargo empezaron en los mismos certámenes y progresaron en ellos de forma tan adecuada como desigual. Lando dio un paso adelante en el traslado y llegó a dejar la escuela en la edad de la educación secundaria, que no llegó a completar para centrarse en su carrera deportiva y garantizar una mejor preparación en su futuro.

Oliver y Lando empezaron en las categorías cadete nacionales con el accesible motor Comer y subieron juntos por la mayoría de dichos campeonatos hasta 2011. Entre sus rivales salían futuros pilotos de monoplazas como George Russell, Callum Ilott, Dan Ticktum, Enaam Ahmed, Jake Dennis, Harrison Newey y Jamie Caroline, junto a otros talentos que probaron más allá en Ben Barnicoat, Seb Morris y los hermanos Ricky y Jordan Collard. Pero mientras Oliver apenas lograba algún top 10 en su ascenso hacia KF3, Lando obtenía mejores resultados en cadetes y demostraba una proyección más veloz que la de su hermano mayor.

Karting internacional y proyección junto a un hermano

Llegó Lando Norris en 2012 a los escenarios de KF3 que ya frecuentaba su hermano, adjudicándose su primer trofeo en la categoría Mini Max de la Formula Kart Stars, campeonato apoyado por la FOM y Lewis Hamilton; esa sería su primera verdadera conexión con el mundo de la Fórmula 1. La participación en la Copa de Campeones y en la final de la Copa WSK ya le planteó la oposición de rivales generacionales extranjeros como Alessio Lorandi, Jehan Daruvala, Nikita Mazepin, Robert Shwartzman o Lance Stroll. Le dio tiempo a coincidir con Oliver en la categoría Junior Max de la misma Formula Kart Stars, finalizando el mayor de los Norris quinto y el menor 18º.

Norris brilló aún más en 2013, especialmente en la categoría de KF Junior. En todos los campeonatos y carreras que disputó en KFJ finalizó como mínimo séptimo, imponiéndose en la Super Copa Internacional de la FIA, en la Euro Series WSK y en el Europeo Junior, además de ser subcampeón de la Super Masters Series y cuarto en el Mundial. También acabó quinto en la Copa invernal South Garda y en el Trofeo de la Industria en sus pocas apariciones en Italia. Oliver sufrió más en la adaptación a KF2, aunque sacó un podio en el Trofeo de la Industria.

Los hermanos coincidieron por última vez en cuatro certámenes en 2014, repartiéndose las "victorias" morales pero quedando por delante Lando en campeonatos y Oliver en Copas. El mayor dejó la competición y se centró en el mundo de los simuladores para ayudar indirectamente a su hermano, que ganó el Mundial de KF y fue tercero en el Europeo por detrás de Ilott y Nicklas Nielsen. El menor de la familia también realizó su debut fuera de los karts aunque no en un esperado monoplaza sino en el robusto campeonato británico de Ginetta Junior. Norris demostró su valía acabando tercero y siendo el mejor rookie, obteniendo cuatro victorias y ocho de las últimas doce pole position.

Primeros títulos ante una potente oposición

Norris saltó de lleno al mundo de las novedosas Fórmula 4, siendo una de las primeras estrellas relevantes del nuevo concepto de categorías de promoción. Su primer campeonato de monoplazas a tiempo completo fue la MSA Formula, certamen de F4 del Reino Unido que heredó la presencia de la Fórmula Ford. El piloto de Bristol dio el paso con el experimentado equipo Carlin y luchó por el título desde el arranque en Brands Hatch, dónde ganó dos de las tres carreras. Un total de ocho triunfos y una relativa regularidad en la zona alta le proclamaron campeón por delante de Ricky Collard, Colton Herta, Matheus Leist y el sancionado Ticktum.

Para complementar su formación, realizó algunas carreras de las más prestigiosas F4 de Alemania e Italia. En seis citas totales Norris sacó una victoria (en Spa-Francorchamps) y seis podios en las filas de Mücke, equipo que se refugió en las F4 después de unas temporadas irregulares en el Europeo de F3. La preparación invernal para 2016 incluyó un fin de semana en Donington Park, dónde se llevó dos victorias y dos segundas posiciones en el trofeo de otoño de la F4 BRDC. Más tarde se añadió la presencia en la Toyota Racing Series, campeonato mensual dónde venció de forma convincente con seis victorias en 15 carreras junto al equipo M2 Competition.

2016 supuso el despegue sin vuelta atrás de Lando Norris como piloto prometedor. Saltó al mundo de las Fórmula Renault, haciendo el doblete de la Eurocopa 2.0 y la Copa del Norte de Europa (NEC). Doblete no solo presencial sino también de títulos, ya que los ganó ambos en las filas del Josef Kaufmann Racing. Dorian Boccolacci, Max Defourny y Daruvala se quedaron con su alerón trasero, si bien Norris fue más regular en la prestigiosa Eurocopa que en una NEC dónde remontó dos accidentes a victorias. Los dos títulos en las F-Renault suponían un total de cuatro en menos de un año y le daban a Norris un caché prácticamente insuperable.

Fórmula 3 y Fórmula 2, cerca del doblete previo a la élite

El intervalo vencedor en las Fórmula Renault le dio a Norris el impulso definitivo a su carrera. Se llevó el premio organizado por McLaren, la revista Autosport y el British Racing Drivers' Club al mejor piloto joven del Reino Unido y con ello encaró su adaptación a la Fórmula 3, monoplaza de prestigio indiscutible en la formación de pilotos de éxito. Para afrontar mejor el desafío Norris obtuvo cuatro victorias en la F3 británica de 2016 y debutó en la última ronda del Europeo de F3, siempre en las filas de Carlin. Una aparición estelar en el Gran Premio de Macao (finalizó 11º después de salir penúltimo) le dio aún más reconocimiento a su tarea.

McLaren aprovechó la oportunidad y no solo le dio su trofeo de juniors sino que le incorporó a su programa de jóvenes pilotos a principios de 2017. La relación entre el equipo de Woking y Carlin (entre cuyas sedes hay 30 km de distancia) facilitó la tarea de Norris, que afrontó la temporada con objetivos altos. Dichos propósitos se cumplieron en otra mezcla de velocidad y soltura a partes iguales. Norris se proclamó campeón europeo de F3 al sumar nueve victorias por delante del constante Joel Eriksson y los dispersos Prema de Ilott y Maximilian Günther, reafirmando sus bondades al volante con un segundo lugar en el conflictivo GP de Macao.

El siguiente paso era claro, la Fórmula 2. Norris debutó con Campos en la última cita de 2017 y venció la primera carrera de 2018 con Carlin, que se adaptó rápidamente en su regreso a la categoría. Aunque el cambio a motores V6 turbo para seguir la línea de la Fórmula 1 cogió a muchos por sorpresa, Carlin mantuvo el nivel con dos pilotos sólidos en Norris y Sérgio Sette Câmara y se adjudicó el campeonato de equipos. Sin embargo, Norris no pudo reeditar sus títulos de los tres años precedentes y se tuvo que conformar con el subcampeonato, tarea nada despreciable a pesar de obtener solo una victoria por las siete del campeón Russell.

El nuevo reto en un equipo extraño

Cinco meteóricos años de ascenso y títulos le han bastado a Lando Norris para llegar a la Fórmula 1 con la progresión adecuada y en una edad joven como las que se estilan en esta década. Después de ser nombrado piloto junior de McLaren en febrero de 2017, el de Bristol debutó ese mismo año con la escudería de Woking en los test de temporada en Hungría, dónde relevó a Vandoorne. Norris volvió al volante del MCL32 en las pruebas post-temporada de Abu Dabi y también pilotó el MCL33 en los test de 2018 en Catalunya y Hungría.

Tras un verano de 2018 en el que se rumoreó bastante sobre su futuro y se le colocó en equipos como Toro Rosso, el anuncio de su participación en siete sesiones de entrenamientos libres fue el paso adelante que dio pistas sobre su futura confirmación como piloto titular, acontecida el fin de semana posterior al GP de Italia. Su relación con Zak Brown es relativamente sombría, ya que el empresario estadounidense es su teórico mánager y habría negociado el futuro de Norris, a quien sentó en el Ligier que United Autosports puso a competir en las 24 horas de Daytona junto a Fernando Alonso y Philip Hanson.

De momento sus primeros pasos como piloto oficial son relativamente buenos: Norris estableció el mejor tiempo en el quinto de los ocho días de pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya y dio esperanzas en lo que se prevé que sea una temporada dura. Será el 15º piloto británico de la historia de McLaren, aunque es probable que no siga (al menos a corto plazo) el camino de podios y victorias previamente obtenido por James Hunt, John Watson, Martin Brundle, David Coulthard, Lewis Hamilton o Jenson Button. La enésima reconstrucción de McLaren dará a Norris una oportunidad indirecta de demostrar su talento.

Número y nombre peculiares

Lando Norris cumplirá 20 años el fin de semana del próximo GP de Brasil y estará muy ocupado en su debut en la F1, categoría complicada a medida que pasan los años. Su nombre ha dado que pensar sobre una posible afición de su familia con la saga de Star Wars, en parte por el personaje de Lando Calrissian y cuya película La amenaza fantasma se estrenó en su año de nacimiento (1999). Sin embargo, Norris ha denegado dicho gusto, especificando que fue un nombre que le gustó a su madre. Su ofensiva juventud le ha ayudado a realizar muchos test en monoplazas en preparación para las F3 y F2 (gracias también al dinero familiar).

El ídolo de infancia de Norris es Valentino Rossi, fruto de esa primera pasión por el motociclismo, por el cual se ha puesto el número 4 y así tener parte del 46 que ha hecho famoso al múltiple campeón italiano. La afición y el entrenamiento se mezclan en el inglés gracias al simracing, disciplina que ha adoptado en su rutina y que aprovecha en el Team Redline junto a Max Verstappen entre otros pilotos de élite. El objetivo de Norris debe ser ese, brillar con luz propia como ha hecho en todos los campeonatos dónde ha pasado e intentar hacerse un hueco como el nuevo piloto de la potente e inacabable cantera británica.