24 Horas de Le Mans 2018: Kazuki Nakajima rebaja su propio tiempo para asegurar la pole de Toyota

 |  @eloy_eg  | 

Al final habrá que dar gracias por el espeluznante accidente del Dallara #47 durante la segunda sesión de clasificación para las 24 Horas de Le Mans como consecuencia de un fallo de suspensión. Debido a las reparaciones necesarias, Dirección de Carrera optó por cortar por lo sano y dar por finalizada esa sesión prematuramente a cambio de adelantar la tercera y definitiva clasificación. Y ello aumentó el tiempo de rodaje en seco, permitiendo que Toyota rebajara aún más el tiempo de su pole.

Antes de que llegara la lluvia la casa japonesa repitió el plan que tan bien le funcionó en la noche del miércoles y lanzó a Kazuki Nakajima y Kamui Kobayashi a por el mejor tiempo. Y de nuevo fue Nakajima quien se llevó el gato al agua, rebajando en dos segundos su tiempo del día anterior: 3:15.377, apenas medio segundo más lento que el estratosférico registro de Kobayashi en 2017 pese a las restricciones sufridas por los TS050 HYBRID para igualar prestaciones en la categoría LMP1. El #8 de Nakajima, Buemi y Alonso, que aprovechó para rodar con lluvia en la parte final de la clasificación, encabezará por lo tanto la parrilla el próximo sábado.

Ante el tiempazo Nakajima poco pudo hacer el TS050 #7 y aún menos los LMP1 privados, logrando al menos los Rebellion R13 superar al BR1 #17 de SMP Racing, tercero anoche con Stéphane Sarrazin a los mandos. Finalmente tercero y primero entre los privados a 2,9 segundos fue el Rebellion #3, tal y como ha venido sucediendo en la mayoría de sesiones desde la Jornada de Test. Realmente los LMP1 han quedado agrupados por fabricantes, con los tres coches de BR Engineering tras los prototipos de ORECA y seguidos del CLM de ByKolles y los Ginetta de Manor, que lograron por los pelos batir a los LMP2.

En LMP2 Loïc Duval logró batir el gran tiempo de Paul-Loup Chatin con IDEC Sport al volante del coche de TDS Racing, pero esta ‘pole’ del piloto oficial Audi no valió de nada después de que los comisarios anunciaran la retirada de sus registros hasta las 22:13 de la noche debido a que no siguió las instrucciones de los comisarios de cara a realizar un pesaje. En todo caso queda clara la hegemonía de ORECA, con cuatro coches en los cuatro primeros puestos.

Por más que vimos a los Ford GT ir al límite y en muchas ocasiones rebasarlo, no hubo opción alguna de quitar la pole al Porsche #91 tras el increíble registro de Gianmaria Bruni ayer miércoles. El italiano endosó segundo y medio a sus compañeros del #92 y los primeros coches. Con respecto al primer día han logrado progresar algo los dos coches con representantes españoles de la categoría: el Corvette #63 de Antonio García se situó noveno, siendo décimo el Ferrari #71 de Miguel Molina. En cuanto a GTE-Am, el dominio de Porsche se ha visto incluso reforzado con un tercer 911 RSR GTE en cabeza, siendo el #88 de Dempsey-Proton el autor de la pole.

Foto | Toyota GAZOO Racing

Lee a continuación: 24 Horas de Le Mans 2018: Toyota lidera los libres sin holgura

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

  • Basauri

    Ya te dije Eloy, que Toyota estaba jugando y que el margen era mucho más grande de un segundo. Suerte que Kobayashi no tuvo una vuelta limpia, si no, la diferencia sería aún mayor. La carrera es muy larga y puede pasar de todo, pero veo difícil que los “otros” puedan hacer algo. Toyota correrá a punta de gas, mientras que serán los Rebellion los que tendrán que forzar la mecánica y arriesgar en los doblajes.

    • M.A.

      Ni suerte ni “no suerte”. El registro es puramente anecdótico, y el único interés era saber si Toyota iba a ir a por la pole con 2 coches o con 1.
      Visto la diferencia entre el #7 y el #8 (y la cara de Kobayashi ayer en el muro….), era con 1….
      No se preveia que se batiera el record del año pasado, en plena batalla feroz con los Porsche. Aparte de las restricciones “impuestas”, es de suponer que el coche habrá evolucionado algo… aparte que segun Saldaña las pequeñas modificaciones en las curvas Porsche hace que se pueda ganar algo, al pasar la curva más rápido y ganar un poco de velocidad…. (ignoro si es 100% cierto….)
      Mas bien las “limitaciones” en los Toyota (en eso coincidimos) serán auto-impuestas, primera porque van a ir a asegurar (una “derrota” (*) sería un palazo impresionante…) y segunda, porque no se vea mucho que “avasallan” sin piedad. No daría una buena imagen, creo yo, despues de las decepciones anteriores, ganar “tu solo” y encima arrasar a equipos inferiores….
      …. y quizá dar un poco de emoción….
      *(“Derrota” entre comillas. Más bien “no victoria” sería más correcto. Yo creo que nadie este año puede derrotar a Toyota. Nadie, más que ellos mismos, su mecánica, su rendimiento…)

      • Basauri

        Estamos de acuerdo en lo importante. Decía lo de Kobayashi porque en sus dos intentos venía más rápido en el primer y segundo parcial, hasta que encontró tráfico en el tercero. Para simplificar un poco, está más cerca el McLaren de Alonso del Mercedes de Hamilton, de lo que lo está el Rebellion de los Toyota.

  • Ferran Pistola

    Toyota jugándose la pole con los dos pilotos “suyos” (Nakajima y Kobayashi), lógico.
    Y sin pretender ser gafe, pero pocas veces recuerdo ganar al de la pole…