Àlex Palou piensa en el final de la Super Fórmula: "Hay que ir a ganar"

 |  @alexgarciagv27  | 

La carrera del pasado fin de semana del Super GT en Sugo no decepcionó con sorpresas y situaciones inesperadas por doquier, como manda la tradición del "Demonio" de Sugo. Desafortunadamente, Àlex Palou vivió las dos caras de la moneda en el mismo evento, comenzando con los problemas derivados de una mala elección de neumáticos en el primer stint de Seiji Ara que hicieron que el McLaren 720S GT3 del Team Goh pasara a estar a dos vueltas de los líderes. Cuando por fin se subió al coche el catalán, su ritmo volvió a ser brillante y dio toda una lección de pilotaje sin reservas para llegar hasta la duodécima posición. Insuficiente para llevarse una recompensa pero más que suficiente para demostrar que cuando las condiciones se igualan, el piloto responde. En Diariomotor Competición escuchamos lo que tiene que decir Palou tras la penúltima carrera del Super GT, tras la cual se muestra satisfecho por las sensaciones aunque ya piensa en la Super Fórmula.

La conclusión inicial de Palou fue positiva, quedando satisfecho por el desarrollo interno de la prueba: "Estoy bastante contento con el fin de semana, por lo general. Por primera vez fuimos competitivos en seco, ya que en lluvia lo fuimos siempre", explicó el piloto sobre la importante mejoría de rendimiento en condiciones 'normales': "Desde los entrenamientos libres tuvimos buenas sensaciones y estábamos arriba en la Q1", comentó. Aunque no se veía luchando por la pole por la particularidad de los JAF-GT y los "Mother Chasis", sí se veía a nivel personal con buen ritmo para clasificar algo más arriba: "No creo que hubiera podido luchar por la pole ya que los chasis japoneses tienen 150kg menos y en quali es imposible ir como ellos. En carrera sí pero en quali... En cualquier caso, creo que habríamos podido pelear por ser los primeros GT3", afirmó.

Con todo, Palou tuvo buenas palabras para su compañero de equipo: "Seiji hizo también un buen trabajo en quali y salir décimos no era malo", reconoció. La carrera llegó el domingo con la lluvia como protagonista... en el peor sentido: "No tomamos una buena decisión con la estrategia de neumáticos. Justo cuando estábamos en parrilla, empezó a llover y algunos decidieron montar neumáticos rayados pero nosotros nos mantuvimos con neumáticos lisos", explicó. "Un poco al revés de lo que ocurrió en Autopolis, donde nosotros acertamos. Esta vez, lo hicimos mal", admitió con filosofía. El resultado, una importante pérdida de tiempo: "Tuvimos problemas con Seiji y perdimos dos vueltas y no se podía hacer nada".

Llegado el momento, Palou salió a pista en lugar de Ara y ahí le tocó lucirse: "Cuando yo me subí al coche, estábamos de los últimos y pudimos remontar hasta P12. Me lo pasé muy bien, adelanté a un montón de coches y hasta me desdoblé de los líderes. Llegué incluso a adelantar a algún GT500 porque íbamos muy, muy rápido. También depende de si llevaban Bridgestone y tenían problemas", explicó. La próxima carrera del Super GT será la última puntuable de este 2019, en Motegi. Palou es moderadamente optimista: "Estoy muy contento y a ver si podemos tener ritmo igual o mejor en Motegi. Lo dudo, porque fuimos muy bien aquí y creo que es porque el BoP era algo mejor y porque este circuito en particular se adaptó bastante bien a nuestro coche... y en Motegi, no sé si será así, sinceramente. Pero espero que sí y estar en esta línea", concluyó.

Pero antes de llegar a la próxima carrera del Super GT, tocará disputar las dos últimas rondas de la Super Fórmula en Okayama y en Suzuka, para lo que Palou ya se está preparando: "Ahora toca pensar en la Super Fórmula. Estoy muy animado y el equipo también, aunque sé que vamos a la carrera más difícil para nosotros en Okayama", admitió. El problema existe para todos los coches con motor Honda, que sufren en los circuitos más técnicos: "Será difícil para Honda en general, ya que las curvas lentas es donde más perdemos", comentó. Con todo, Palou afirma que en Nakajima Racing han trabajado duro para estar listos para el final de campeonato: "Hemos estado trabajando un montón pero hasta que pongamos el coche en pista, no sabremos si lo que hemos hecho ido en buena dirección. Espero que el resultado sea positivo y hay que intentar ir a por todas", aseguró. Para terminar, el catalán lanza un desafío: "No podemos conformarnos con puntuar, hay que ir a ganar, que es a lo que vamos. También parece que el clima puede estar 50-50 con lluvia... y si llueve, para nosotros es genial. Pero si es en seco, lucharemos".

Lee a continuación: El Super GT presenta sus nuevas monturas para 2020 con el retorno del mítico Toyota Supra