Àlex Palou protagoniza la "salvada" de lo que llevamos de año en la Super Fórmula

 |  @alexgarciagv27  | 

Imagina que vas en el segundo monoplaza más rápido del mundo, solo por detrás de la Fórmula 1. Llegas al final de la larguísima recta del circuito de Fuji a una velocidad de 305 kilómetros por hora en el nuevo Dallara SF19 de la Super Fórmula y esperas hasta el último momento para frenar, como es normal. A fin de cuentas, eres piloto de carreras y confías tanto en tus instintos como en tu talento y en tu máquina. Presionas el pie izquierdo con toda la fuerza necesaria para parar el coche a una velocidad suficiente como para tomar la primera curva... y el coche no pierde velocidad. Hay dos opciones: la primera, tener el accidente de tu vida; la segunda, protagonizar la "salvada" del año.

Esto es lo que le sucedió a Àlex Palou en la segunda jornada de pruebas de la Super Fórmula en el circuito de Fuji. El español estaba tomando parte en la última sesión de la pretemporada 2019 cuando se encontró sin frenos al final de la recta de meta. En apenas unas décimas de segundo se dio cuenta del problema y con la sangre fría que caracteriza a los pilotos de élite forzó el trompo para poder estar en dirección contraria al sentido de la marcha y acelerar para intentar reducir la inercia del monoplaza. Una maniobra "perfecta" (todo lo perfecto que puede ser un incidente así) en la que se aprovechó la deceleración y la gravilla tras la larguísima escapatoria en la primera curva de Fuji.

El golpe de la parte trasera del Dallara SF19 de Nakajima Racing que pilota Palou es casi anecdótico, teniendo en cuenta que estamos hablando de un coche que apenas diez segundos antes se había encontrado sin frenos en el punto más rápido de todo el campeonato, solo superado por el mismo lugar pero a rebufo de otro coche. La eficiente reacción de Palou evitó un accidente mucho más fuerte, aunque las medidas de seguridad del coche son óptimas. En cualquier caso, un susto de órdago, digno de un buen "código marrón". Así mismo lo explicaba el propio piloto por Twitter, quitándole importancia.

Tras una gran pretemporada en la Super Fórmula en la que el catalán ha sido consistentemente el mejor debutante y ha estado siempre entre los mejores pilotos de Honda y casi siempre en el top 5 de todo el campeonato, las expectativas son elevadas. Aunque el desafío es probablemente el mayor de la carrera deportiva de Palou, sus tiempos hacen pensar en la posibilidad de un buen resultado en el campeonato. La primera carrera tendrá lugar los días 20 y 21 en el circuito de Suzuka.

Lee a continuación: Kenta Yamashita cierra la pretemporada de la Super Fórmula al frente con Àlex Palou undécimo