Álex Palou se estrena a los mandos del McLaren 720S GT3 en Motegi

 |  @alexgarciagv27  | 

El Super GT está en marcha y el circuito de Motegi fue hoy sede de pruebas tanto de GT500 como de GT300. Allí se estrenaron algunos de los pilotos que llegan a la categoría este 2019, en especial en la clase pequeña del certamen. Entre los nueve coches participantes del GT300, uno de los que más atención generó fue el McLaren 720S GT3 de McLaren Customer Racing Japan (Team Goh) en el que Álex Palou militará este año. El catalán probó una de sus máquinas de su temporada 2019 por primera vez, comenzando su gran aventura japonesa al lado de todo un veterano como es Seiji Ara, ganador de las 24 horas de Le Mans de 2004 en un Audi R8. También estuvo en pista Sacha Fenestraz con el Nissan GT-R NISMO GT3 número 56 de Kondo Racing, dando sus primeros pasos en el Super GT.

Entre los coches del GT300, muchos Nissan en pista entre los que destacan las dos unidades del equipo Gainer, el solitario coche de Kondo Racing que pilotará Sacha Fenestraz y el coche de X Works, primera estructura de Hong Kong en tomar parte en el Super GT. Más allá de los Nissan, también rodó el McLaren 720S GT3, aunque tuvo algunos problemas durante la jornada que limitaron ligeramente su tiempo en pista. Tanto Palou como Ara se pusieron al volante del coche, empezando a entender su comportamiento. Por ahora, la unidad empleada en las pruebas pertenece a la marca, mientras se espera a que el chasis que se usará en Japón este 2019 llegue a su destino y sea montado para tomar parte en las próximas pruebas.

Adicionalmente, también rodaron los Mercedes de Leon Racing y GoodSmile Racing, probablemente los dos equipos más potentes de la marca alemana. Finalmente, rodaron también el Subaru BRZ de R&D Sport y el Lexus RC F GT3 número 60 de LM Corsa con los colores de Petronas Syntium. El mejor tiempo del día en GT300 llegó por parte del Subaru, con el Mercedes de GoodSmile Racing con los populares colores de Hatsune Miku en segundo puesto. El Nissan GT-R de Sacha Fenestraz fue tercero para completar una buena primera experiencia. En cuanto al McLaren de Palou, que lucirá el dorsal 720 este año, se quedó a algo menos de un segundo y medio de los mejores registros.

En la clase GT500, los coches presentes en Motegi fueron el número 230 de desarrollo de Nissan, el número 12 del Team Impul, el número 24 de Kondo Racing y el número 3 de Hasemi Sport (el más rápido del día). Curioso fue el hecho de tener a Ronnie Quintarelli al volante de este último coche aunque de forma puntual. Nissan buscará este año volver a pelear con Honda y Lexus, marcas que se jugaron el título hasta la última carrera la pasada temporada. La firma del “dos-tres” lo pasó mal en un 2018 poco exitoso en el que ninguno de sus coches estuvo a la altura gran parte del año. Ello trajo un importante cambio de alineaciones, con varios pilotos nuevos que ya estuvieron probando hoy en Motegi como es el caso de Kohei Hirate, James Rossiter o Frédéric Makowiecki.

Lee a continuación: Nissan presenta su programa deportivo de 2019 con grandes llegadas y la retirada de Satoshi Motoyama