Àlex Palou suma sus primeros puntos en la Super Fórmula: "Cuando tengamos una carrera normal, ganaremos"

 |  @alexgarciagv27  | 

Con paso firme y progreso evidente, Àlex Palou se va asentando en la Super Fórmula y tras su segunda carrera en el campeonato está claro que su rendimiento es ya una realidad. El catalán volvió a estar inspirado este fin de semana y demostró una vez más que la combinación con Nakajima Racing da para estar arriba en cada carrera. Tras una sesión clasificatoria esperpéntica, Palou supo recuperar el camino en carrera a pesar de un contratiempo en los compases iniciales para completar una buena remontada que le llevó desde la décimo quinta posición en parrilla hasta la sexta en línea de meta. El resultado es suficiente para sumar sus primeros tres puntos y situarse en undécima posición de la general pero sobre todo para demostrar una vez más que es uno de los debutantes más prometedores de la temporada 2019. Tras su segunda cita en Autopolis, en Diariomotor Competición hablamos con el piloto español, que es optimista de cara al futuro.

El fin de semana comenzó bien con una segunda posición en los entrenamientos libres del viernes sobre asfalto seco, pero con previsiones de mucha lluvia todo el fin de semana, la relevancia de los tiempos era relativamente baja. Al final, la sesión clasificatoria quedó cancelada el sábado y en su lugar se decidió adaptar una sesión de entrenamientos libres para que sirviera para determinar el orden de salida. De esta forma, los pilotos se encontraron con una sesión de 40 minutos la mañana del domingo que se convirtió en un 'sálvese quien pueda'. Excepto que con tres banderas rojas, resultó imposible para muchos pilotos completar una vuelta rápida en condiciones. Àlex Palou fue una de las 'víctimas': "Una lástima, la verdad. La sesión clasificatoria fue un desastre. Hacer una sesión así y que la den por buena... No pude dar ni una sola vuelta y la que di era rodando los frenos así que frenaba en recta y acabé a unos quince segundos", explicaba.

Lógicamente, el registro del catalán no daba para estar en posiciones destacadas y casi fue un milagro que evitara las ultimísimas posiciones, partiendo finalmente décimo quinto. Aún así, de haber sabido que tendría apenas una sola vuelta sin mayor práctica, la historia habría sido distinta: "Si llego a saberlo, habría empujado y habríamos estado en el top 5, que son los únicos que pudieron tirar" se lamentaba. Sin duda, una oportunidad perdida de salir en la zona alta en un día en el que era importante hacerlo. Aún así, Palou partió en carrera con ánimos de mejorar y de hecho realizó una excelente salida: "Partiendo de una sesión clasificatoria así, todo ha sido más difícil. En carrera, salí muy bien, adelantando a cinco o seis y eso que íbamos con neumáticos medios", aseveró. "Entonces, me toqué con Oshima en la primera curva de la primera vuelta".

Lamentablemente, el golpe tuvo consecuencias: "La idea inicial era parar cuando pudiera pero salió el coche de seguridad y tuve que parar y cambiar el frontal. Entonces al cambiar el frontal ya se lió, porque perdimos unos 15 segundos y muchas posiciones", reconoció. Demasiado tiempo perdido para estar en las posiciones en las que le tocaba, por delante de los hombres que acabaron en el podio. Afortunadamente, su ritmo fue positivo y ello le permitió evolucionar: "A partir de ahí, muy buen ritmo y adelantamos como a nueve coches en pista, que es muy complicado. La carrera fue buena aunque fue una lástima lo de cambiar el frontal", concluyó. De cara al futuro, las sensaciones son buenas: "Tenemos capacidad para ganar carreras y a poco que tengamos una carrera normal, ganaremos seguro. Tuvimos los primeros puntos y eso también es importante para el equipo. ¡Toca seguir adelante!"

Lee a continuación: La lluvia y el viento retrasan la sesión clasificatoria de la Super Fórmula hasta el domingo