ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Álex Palou triunfó en el Gran Premio de Indianápolis y asumió el liderato de la IndyCar

Una extraordinaria estrategia y un magnífico trabajo de Álex Palou tras el volante le concedieron la victoria al piloto de Chip Ganassi Racing en el Gran Premio de Indianápolis. El español transformó su pole en triunfo tras salir por delante de sus máximos rivales en esta jornada, Will Power y Christian Lundgaard, en su última detención en boxes y posterior reinicio, tras una bandera amarilla causada por Luca Ghiotto. Desde allí Palou impuso un ritmo inalcanzable para sus rivales, logrando imponerse de forma contundente.

A pesar de perder la punta en la primera vuelta, Palou dejó que Lundgaard hiciera el gasto de la carrera en los primeros parciales, ambos optaron por neumáticos distintos, el español largó con blandos, en tanto Lundgaard y Power lo hicieron con duros. Justamente en esa primera curva se presentó un altercado que involucró a varios pilotos en posiciones intermedias y posteriores, con Felix Rosenqvist, Rynus VeeKay y Scott McLaughlin provocando la reacción en cadena. Fue a partir de la vuelta 16 cuando inició el movimiento en boxes para los pilotos con opciones ganadoras, con Patricio O’Ward, Will Power, Christian Lundgaard, Alex Palou y Scott Dixon entrando a repostar, lo que permitió a Marcus Armstrong liderar la carrera.

Con Power calzando neumáticos blandos, el australiano se convirtió en el piloto más rápido en ese parcial, superando a Palou y colocándose por detrás de Lundgaard. Pero en la segunda ronda de detenciones, el piloto danés fue ralentizado por Kyle Kirkwood y Felix Rosenqvist. De inmediato, y tras notar lo sucedido, desde Penske llamaron a Power para hacer el undercut, pero resulta que los cálculos no salieron tan bien porque el australiano salió por detrás de Marcus Ericsson, con Lundgaard por delante. Por su parte, Alex Palou entró una vuelta después, en la 45, y salió en primer lugar con neumáticos blandos.

Monoplaza de Alex Palou compitiendo en Indianapolis con el equipo Chip Ganassi Racing.

El actual campeón de la IndyCar mantuvo a raya a Lundgaard, Power y Scott Dixon, que para entonces se estaba haciendo notar. Marcus Armstrong, Alexander Rossi, Graham Rahal, Linus Lundqvist y Colton Herta trataban de seguir el paso, pero cada vez era más complicado. Los cuatro primeros estaban claramente en otro nivel y para entonces se advertía que en la última detención se definiría la victoria. El momento llegó en la vuelta 62, entraron los cuatro aspirantes al triunfo, con Palou conservando su primer lugar, pero Power logró salir por delante de Lundgaard, en tanto Dixon no pudo mejorar su posición, todos con neumáticos blandos para el stint final.

Es entonces cuando se presentó el percance de Luca Ghiotto, causando la primera bandera amarilla. En el reinicio, Palou defendió su liderato ante Power y comenzó a despegarse, por detrás, el orden se mantuvo sin mayores cambios, con Dixon conteniendo el avance de Marcus Armstrong. Scott McLaughlin realizó un gran trabajo para culminar sexto, Herta finalizó séptimo, Alexander Rossi octavo, Graham Rahal noveno y Felix Rosenqvist cerró los diez mejores del día. Otra vez Josef Newgarden decepciona al culminar en el puesto 17, Théo Pourchaire siguió acumulando experiencia y esta vez finalizó 19. Por su parte Patricio O’Ward no volvió a tener un buen día tras culminar en el puesto 13.

La próxima cita son las 500 Millas de Indianápolis, allí se presentará Alex Palou como líder del campeonato, por delante de Will Power, Scott Dixon y Colton Herta.

Cargando...