CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición

3 MIN

Allan McNish compara el debut de Haas F1 con el de Toyota

Humberto Gutiérrez | 13 Feb 2017
Allan_McNish_Toyota_f1_01_17
Allan_McNish_Toyota_f1_01_17

El ex piloto escocés reflexionó acerca de lo realizado por el equipo Haas F1 en su primera temporada y lo comparó con su pasantía por la escudería Toyota Racing en el año 2002. McNish, quien actualmente se desempeña como comentarista de la BBC, manifestó que para estar en la Fórmula 1 se debe tener conciencia y capacidad para colocar a las personas adecuadas en los lugares adecuados, y además tener una visión clara de las expectativas. Según su opinión, Haas F1 no defraudó, pero necesita de un ciclo de siete años para construir y desarrollar sus propios coches.

McNish señala que Toyota invirtió grandes recursos antes de ingresar a la Fórmula 1, instaló una infraestructura en Alemania y contrató mucho personal; en cambio Haas F1 hizo todo lo contrario porque su presupuesto y enfoque fue más modesto. Las primeras carreras tanto de Toyota como de Haas fueron promisorias, pero no pudieron progresar mientras avanzaba el calendario; Toyota tenía los recursos para invertir en el desarrollo pero la dirección técnica era deficiente; al final la mejor parte de ambos proyectos fue el inicio de la temporada, no obstante Haas se ha ganado el respeto del paddock por hacer mucho con poco.

Agregó que ingresar a la Fórmula 1 desde cero es una tarea muy complicada porque es un mundo competitivo y muy feroz, los demás equipos avanzan a un ritmo desenfrenado porque saben dónde y cómo hacerlo mientras los nuevos pierden mucho tiempo para cohesionar y entenderse como grupo. McNish dejó claro que a Toyota también le afectó contratar a demasiados jefes, situación que comprometió todo el programa ya que tanta gente con poder de decisión influyó en que el presupuesto no se invirtiera sino que se gastara sin tener un horizonte. Recuerda que en aquellos tiempos se podían hacer sesiones de pruebas privadas y Toyota realizó varias, por lo regular se quedaban dos días en el circuito después de las carreras, pero resultaban en una pérdida de tiempo porque al ser un equipo nuevo carecían de referencias para evaluar desempeños. Toyota demostró que el dinero y una gran estructura no garantizan el éxito.

Toyota hizo bien en construir su sede en Alemania, pero no tuvieron la conciencia de poner a la gente en su lugar para que hagan su trabajo, muchos jefes y pocos obreros. Haas no tiene las mismas expectativas ni el presupuesto de un gigante como Toyota, sin embargo también hicieron un gran trabajo en pretemporada porque en las primeras carreras fueron muy rápidos. En la primera temporada de Toyota no tuvimos ningún desarrollo, el mismo coche de Melbourne corrió en Japón, mientras todo el mundo había progresado. Haas inició muy bien, se ganaron el respeto de todos porque estaban arriba en las primeras cuatro o cinco carreras, luego se hundieron, no pudieron reaccionar con su actual programa y a la vez pensar en el del próximo año, eso es muy duro cuando no dispones de suficientes recursos.

Vía | Nextgen Auto