CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WEC

3 MIN

Alpine se deja querer por Le Mans. Decidirán este año si construyen un LMDh o un Hypercar

Iván Fernández | 20 Ago 2021
alpine-endurance-lmp1-wec-2021-le-mans-3
alpine-endurance-lmp1-wec-2021-le-mans-3

Lo dejó abierto en un pasado y aunque se esperaba un gran anuncio de cara a estas 24 Horas de Le Mans, lo cierto es que Alpine sigue deshojando la margarita y no termina de comprometerse con la disciplina una vez se complete este año con el LMP1 que fue comprado a Rebellion Racing. Los responsables de la compañía, en boca de Laurent Rossi, CEO del Grupo Renault, han apuntado a que se conocerá una decisión a finales de este 2021, empleando los próximos meses en estudiar la viabilidad y el encaje que tiene en la actual estrategia comercial.

Esta decisión pasará entonces a depender de las conclusiones a las que lleguen después de evaluar la posible creación de un nuevo vehículo bajo la reglamentación de los Le Mans Hypercar o de los Le Mans Daytona hybrid, siendo esta segunda la que seguramente se adapte más a la hora de establecer un proyecto con unos costes contenidos y aprovechando que la confluencia entre IMSA y ACO permitirá que ambos tipos de vehículo puedan luchar por las victorias absolutas a ambos lados del charco.

Es algo que vemos con un ojo muy positivo, pero aún no hemos tomado una decisión porque necesitamos un poco más de tiempo para analizar todos los parámetros. Esa es básicamente la ecuación económica y la idea de cómo es necesario que sigamos compitiendo en resistencia, pero con posibilidades de ganar. No solo para estar presente. Deberíamos esperar tomar una decisión antes de fin de año - Laurent Rossi

De adecuarse a los LMDh, eso les daría más margen de movimiento para Alpine, ya que esta clase no se estrenará hasta 2023, mientras que los LMH ya se encuentran actualmente compitiendo, sin embargo, en Alpine reconocen que esta decisión también se verá influenciada por los rivales y los mercados que más pueden interesar a Alpine, algo que evidentemente apunta más al WEC que al IMSA, en un esfuerzo que debería ser “complementario” a su presencia actual en el Mundial de Fórmula 1.

No voy a entrar en demasiados detalles porque son elementos de decisión y no quiero revelar demasiado. Pero, obviamente, existe la presencia en algunos mercados que nos interesan. También está la tipología de competidores: aquellos que creemos que sería más natural medir con la marca Alpine. Y esas son las dos cosas que estamos viendo, entre otras, obviamente. Eso podría influir en la decisión hacia uno u otro. E inversión, obviamente. Pero esa es otra historia

El proyecto bebería directamente de la experiencia de Enstone y Viry en competición, e incluso de llevarse a cabo se espera que algunos de los recursos que ya no tienen cabida en el programa del Gran Circo debido al techo presupuestario se pudieran emplear en esa posibilidad de desarrollar un nuevo prototipo con la asociación técnica ya existente de Signatech y la opción en el futuro de que Fernando Alonso también pudiera colaborar en el desarrollo.

Nos encantaría estar allí en 2023 durante la celebración del centenario de Le Mans, pero también tenemos que enfrentar la realidad de cuánto tiempo se necesita para construir el equipo y traer la tecnología adecuada al equipo, para que sea realmente un Alpine. Podría ser entre 2023 y 2024. Entre ahora y fin de año nos formaremos una opinión y decidiremos si seguimos adelante, en qué categoría y con qué cronograma

Vía | Sportscar365